El nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá (i), jura su cargo ante el rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (3d), y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría (4d), que ha ejercido como notario mayor del Reino. EFE



A esta hora, el Ministerio de Justicia no ha respondido a las preguntas de ELPLURAL.COM sobre los negocios privados del recién nombrado ministro, Rafael Catalá, con el exsocio de Urdangarin, Diego Torres, cuando éste ya estaba imputado en el caso Nóos. La relación entre ambos quedó manifiesta en un correo electrónico desvelado este jueves por El Periódico de Cataluña, y que fue enviado en la etapa de ambos en la escuela de negocios ESADE.

Desde primera hora de la mañana, ELPLURAL.COM intenta recabar la versión del Ministerio de Justicia sobre este asunto, pero las gestiones han sido infructuosas, ya que desde el Ministerio se han dedicado a dar largas, rehuyendo una contestación.

Un  proyecto en la empresa pública Isdefe
De acuerdo con la citada información, el sustituto de Gallardón en Justicia, Rafael Catalá, de quien ELPLURAL.COM ha publicado detalles sobre sus vínculos con el sector privado, coincidió con Diego Torres en la escuela de negocios ESADE, entre 2005 y 2011. Ambos habrían colaborado en distintos proyectos de asesoramiento para la Administración pública.

Entre estos proyectos estuvo el de asesoramiento para la empresa pública Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (ISDEFE), vinculada a los sectores de armamento y seguridad. El 2 de noviembre de 2011, cuando ya habían trascurrido casi seis meses de su imputación en el caso Nóos, Diego Torres envió un correo electrónico a la cuenta de Rafael Catalá en la escuela de negocio (rafael.catala@esade.edu).

El correo que deja en evidencia a Catalá
"Apreciado Rafael, este viernes tengo sesión de dirección de proyectos con ISDEFE. La verdad es que necesitaría algo de información sobre el programa. En su día me reservé la fecha, pero no se me llegó a informar de cuál es el contexto de mi sesión, qué necesidades tiene el cliente, qué necesitan en cuanto a dirección de proyectos, etcétera”, escribió entonces el exsocio de Urdangarin al actual ministro de Justicia. Y concluía su mensaje: “¿Podríamos llamarnos y comentarlo brevemente? Un cordial saludo, Diego".

Un proyecto de 750.000 euros
Se trataba de un servicio vendido a la empresa pública por más de 750.000 euros, para formar y asesorar a cargos directivos. Según el citado diario, fue precisamente Rafael Catalá, gracias a su “privilegiada agenda de contactos tras su paso por varios gobiernos del PP –fue subsecretario de Hacienda y secretario de Estado de Justicia, entre otros cargos- el responsable de colocar el proyecto a los ministerios de Defensa e Interior desde su puesto de director del Máster de Administración Pública de Esade”.

La oposición exige la comparecencia del ministro en el Congreso 
Desde la oposición política se han exigido ya explicaciones. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que su Grupo pedirá la comparecencia del nuevo ministro en el Congreso para que explique el asunto, y en el mismo sentido se ha expresado el diputado de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, al ser preguntado por los medios.