Fotografía tomada en junio de 2009 en la que se registró a la jueza argentina María Servini de Cubría, quien libró una orden de busca y captura contra cuatro antiguos miembros de las fuerzas de seguridad españolas. EFE/Archivo Fotografía tomada en junio de 2009 en la que se registró a la jueza argentina María Servini de Cubría. EFE/Archivo



La jueza argentina María Servini de Cubría está en el punto de mira de la derecha mediática por su empeño en investigar los crímenes franquistas. Este lunes, El Mundo desde su editorial pide al Gobierno que no acceda a su demanda, esgrimiendo la Ley de Amnistía, porque no hay que “resucitar los viejos demonios del pasado”. La Gaceta, por su parte, dedica dos páginas a intentar desacreditar a la jueza y a Baltasar Garzón, a quienes acusa de mantener “una alianza” de intereses desde la década del 90.

Contra la soberanía nacional
El inicio del artículo de La Gaceta deja claro por dónde van los tiros: “La jueza María Servini de Cubría, designada a dedo por el ex presidente argentino Carlos Menem, condenado a siete años de cárcel por contrabando de armas, y el ex juez prevaricador Baltasar Garzón, expulsado de la carrera judicial por sus propios compañeros de profesión, por ordenar la intervención ilegal de unos teléfonos, son los dos personajes que están arremetiendo contra la soberanía nacional española ordenando la extradición y detención preventiva de cuatro ciudadanos españoles acusados de tortura”.

Etarras, torturadores... y Santiago Carrillo
El diario de Intereconomía reprocha a Garzón que no quiera aplicar para los torturadores franquistas la doctrina que usó para etarras o para Santiago Carrillo “por supuestos delitos de genocidio”. “Se da la circunstancia de que estos privilegios de los que se han beneficiado muchos pistoleros de ETA, no son aplicables, según la particular doctrina aplicada por el ex juez prevaricador Garzón, para los policías que ahora una jueza extranjera de avanzada edad quiere meter en la cárcel, invadiendo las competencias jurisdiccionales de la Justicia y de la soberanía española”, apunta el diario de Intereconomía.

La Gaceta

La alianza de la jueza argentina y Garzón
La Gaceta
habla de una “alianza” entre Garzón y la juez argentina, que, según afirma, se remonta a los años 90, cuando el entonces juez descubrió una organización criminal dedicada al narcotráfico que implicaba a la cuñada del presidente argentino en aquella época, Carlos Memem. El diario acusa a la jueza de actuar para proteger al presidente durante un viaje a Madrid, en el que se encontró con Garzón.

El Mundo pide al Gobierno que desatienda la petición de Servini
También El Mundo extiende su crítica a Garzón en su editorial de hoy, en el que indica que “la petición de la juez Servini vuelve a reabrir la polémica que generó la decisión de Garzón de procesar a los altos cargos del franquismo con los mismos argumentos. No en vano el ex magistrado de la Audiencia Nacional se ha sumado a la iniciativa”.

Para el periódico de Pedro J. Ramírez, “el Gobierno no puede ni debe acceder a esa demanda de la juez porque la Ley de Amnistía, aprobada por amplísima mayoría por el Congreso de Diputados en 1977, eximía de responsabilidad penal ‘todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos’.