[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"22566","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-254966","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"292","alt":"Antonio Tejero D\u00edez, hijo del general golpista, durante un acto militar."}}]] Antonio Tejero Díez, hijo del general golpista, durante un acto militar.



A Antonio Tejera Díez, hijo del golpista, no solo no le pasan factura sus 'travesuras' en la Guardia Civil, como cuando un 23-F homenajeó a su padre con una paella en el cuartel de Valdemoro (Madrid), sino que sigue subiendo peldaños dentro del Cuerpo. Después de aquello fue ascendido a coronel y ahora ha formado parte de la Comisión Preparatoria del Pleno del Consejo de la Guardia Civil.

Provocación y falta de respeto
Lo ha denunciado la Asociación Unificada de la Guardia Civil en un duro comunicado en el que alertan de que este gesto demuestra "la incultura democrática" de la dirección del Cuerpo así como se trata de una "provocación" a los agentes y una "falta de respeto" al conjunto de la sociedad española. A continuación reproducimos por su interés el comunicado de la asociación.

AUGC quiere mostrar su perplejidad ante la presencia hoy en la Comisión Preparatoria del Pleno del Consejo de la Guardia Civil de Antonio Tejero Díez, –hijo del golpista Antonio Tejero–, el cual ha sido designado por la Administración como vocal representante de la Subdirección General de Apoyo. Tejero ha comparecido en este caso como suplente del Coronel Bonet.

AUGC denunció el pasado año que Tejero Díez invitó en febrero de 2014 a, entre otros, su padre, el golpista Antonio Tejero Molina, a conmemorar el 23F con una paella en el cuartel que dirigía en Valdemoro (Madrid). Al trascender la noticia, el Ministerio del Interior relevo al entonces teniente-coronel de su mando y le abrió un expediente. Sin embargo, meses más tarde, Tejero Díez fue ascendido a coronel.

Con su presencia hoy en la Comisión Preparatoria del Consejo, la Dirección General vuelve a mostrar su arrogancia y actitud provocativa ante los trabajadores de la Guardia Civil, precisamente en vísperas de que sus representantes, los miembros la Junta Directiva Nacional de AUGC, presten declaración ante la Dirección General por los expedientes que se les ha abierto por defender los derechos de los guardias civiles.

El hecho de que un coronel que ha celebrado en su cuartel una intentona golpista represente a la Administración en el Consejo es una muestra de la escasa, por no decir nula, cultura democrática que existe en la Guardia Civil, y que se manifiesta de igual modo en esta desconsideración hacia los representantes elegidos por los trabajadores del Cuerpo.

AUGC considera, además, que esta circunstancia no sólo es una provocación a los representantes de las asociaciones profesionales del Cuerpo, sino toda una falta de respeto a la sociedad española, cuyo sistema democrático fue puesto en peligro a través de una intentona golpista que el actual coronel Tejero Díez celebró el pasado año en unas instalaciones oficiales.