El cura Jesús Calvo sigue campeando a sus anchas sin que la jerarquía católica le desautorice o le aparte. Esta vez el párroco de El Burgo Ranero, en León ha cargado contra los inmigrantes que se juegan la vida para llegar a las costas españolas, con motivo de la polémica alrededor de las recientes muertes en Ceuta. El cura ha defendido que los inmigrantes "abusan" de España, porque “saben que aquí no hay autoridad”, y también, contra los que les defienden, porque “tiran piedras contra su tejado en vez de imponer un orden”.

Los ataques del cura contra homosexuales
Las palabras del cura, un franquista declarado, defensor de la pena capital, son recogidas en el programa La Ratonera, el canal televisivo de la web ultra Alerta Digital, desde donde realiza habituales declaraciones contra el aborto o los homosexuales. Especialmente indignante fue su afirmación de que la enfermedad que padece el dirigente socialista Pedro Zerolo es “un castigo divino”. Más de 54.000 firmas en la web Change.org han pedido su cese al Arzobispado de León, donde el impulsor de esta iniciativa, Eladio Ruano, registró el viernes, en compañía del presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, Ignacio Paredero, la documentación con las firmas. El Arzobispado se limitó a contestar que “dará curso” a la documentación recibida.

Jesús Calvo carga contra los jesuitas por defender a los inmigrantes
Jesús Calvo, al que Alerta Digital presenta como “todo un símbolo icónico para miles de católicos españoles” fue preguntado por la iniciativa del Servicio Jesuita de Atención a Migrantes (SJM) y de varias ONG, presentaron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado para que se investigue la actuación de la Guardia Civil en Ceuta el pasado jueves 6 de febrero, donde han fallecido 15 personas que intentaban llegar a España.



"Me metan como okupas a los ilegales en sus casas"
“Esos jesuitas, como algunos religiosos, bastante desgraciadamente, se han convertido al antropocentrismo, a la deificación del hombre por el hombre y de esta manera, quitando lo sobrenatural, se centran en la persona por el hecho de ser persona, como si fuese un Dios intocable, con todos los derechos pero sin deberes. A estos les recomendaría que metieran en sus casas como okupas a todos esos ilegales que vienen a España sin contrato de trabajo y a la aventura. Y cuando se encuentren sus casas ocupadas por estos invasores, a ver qué piensan”, ha dicho Jesús Calvo.

"Los inmigrantes saben que aquí no hay autoridad"
El cura añadió que, a diferencia de los inmigrantes que trataban de entrar en España, “nosotros los católicos no vamos en lanchas ni en pateras a África. Son ellos los que vienen aquí. ¿Por qué hemos progresado y ellos no? Como se nota que esto no es Alemania. Saben que aquí no hay autoridad y abusan de nosotros y encima siempre están estos demagogos que tiran piedras contra su tejado en vez de imponer un orden y reconocer una justicia”.

Críticas a los que exigen explicaciones por la muertes en Ceuta
Calvo cargó contra los que han sico críticos con la actuación de la Guardia Civil, porque, en su opinión, lo que buscan es disuadirles para que no impidan la inmigración ilegal. “Es una forma de anarquía y de echar abajo todo lo sea autoridad divina o humana. Así no vamos a ninguna parte, porque esto es la desorganización y en último término la anarquía, la autodestrucción”, explicó el cura.