Más de 54.200 firmas respaldan la petición de expulsión del cura  Jesús Calvo por sus declaraciones en la que afirmó que la enfermedad que padece el dirigente socialista Pedro Zerolo es un “castigo divino”. Este viernes, el impulsor de la recogida de firmas en la plataforma Change.org, Eladio Ruano, entregará la petición en el Obispado de León. En declaraciones a ELPLURAL.COM, ha querido dejar claro que su iniciativa “no va contra la Iglesia católica”, sino para defender “la dignidad de las personas”.

Mañana se presentará en el Obisparo con un activista de LGTB
Ruano puso en marcha su petición online en Change.org el 11 de enero pasado y el resultado ha superado todas sus expectativas porque más de 54.000 personas (en el momento de esta publicación 54.224 la respaldan). Mañana, este ciudadano acudirá al Obispado de León acompañado por el presidente de FEC y LGTB en Castilla y León, Ignacio Paredero.

"Es una cuestión de dignidad de las personas"
En declaraciones a ELPLURAL.COM, Eladio Ruano, ha explicado que su iniciativa parte de una muestra de “apoyo” a Pedro Zerolo, pero en el fondo, se trata de “una cuestión de dignidad de las personas”, porque no se puede permitir que “alguien afirme que tener una enfermedad es consecuencia de haber hecho algo malo en la vida, algo que, por supuesto, no tiene sentido”.

Muchos firmantes son católicos
Ruano aclara que cuando hizo su petición no fue “con el objetivo de atacar a la iglesia, nada más lejos de mi intención”. Incluso –añade- “muchas personas que han firmado la iniciativa son creyentes que no están de acuerdo con que un represente de la Iglesia se exprese de esta manera”. Según destaca Ruano, su intención es que “no se queden impunes declaraciones de este tipo”.

Los obispos españoles se separan del Papa
“Parece que la igualdad de las personas homosexuales estuviera aceptada por la mayoría de la sociedad, pero de pronto salen este tipo de declaraciones. Y, sin embargo, la Iglesia en su conjunto, su máxima autoridad, el Papa Francisco, va por otro lado y admite que él no es nadie para juzgar a los homosexuales. La Iglesia se queda atrás en un país que es pionero en derechos”, afirma Ruano.

Espera una respuesta del Obispado
Ruano espera que mañana el obispo le pueda recibir para entregarle la carta que acompaña las firmas en la que explica sus motivos, o, al menos, que le responda, pero anuncia que seguirá recogiendo firmas.

Ni valores cristianos ni morales
En su petición de firmas, Ruano explica que “lo que defiende Jesús Calvo no son valores cristianos, morales, éticos, cívicos, constitucionales ni democráticos” y que “la Iglesia no puede ser cómplice de este tipo de opiniones, porque si lo permite, lo apoya”.

“Si la Iglesia mantiene a este hombre ejerciendo el sacerdocio, la Iglesia está apoyando que cualquier mal que le ocurra a una persona homosexual es un castigo divino merecido y lo que es más grave, está apoyando la pena de muerte”, añade la nota del impulsor de esta iniciativa.

El cura pidió apartar a los homosexuales para evitar el contagio
El cura Jesús Calvo, que ha admitido su admiración por Franco, según ha precisado, “con la bendición de la jerarquía católica", y que defiende la pena capital,  ofendió a los homosexuales con anterioridad a sus ataques a Zerolo cuando afirmó, en octubre pasado que “los gais deben apartarse para no contagiar al resto de la sociedad”. En el siguiente vídeo puede ver las declaraciones en Alerta Digital de Calvo contra Zerolo.