Pedro Santisteve, de Zaragoza en Común, ha sido elegido alcalde de la ciudad con los votos de PSOE (6)  y CHA (2), además de los de su formación (9).

La recién creada plataforma de Zaragoza en Común, integrada por miembros de siete formaciones distintas, se ha hecho con la alcaldía de la quinta ciudad de España, que los últimos doce años ha estado gobernada por Juan Alberto Belloch (PSOE).

Un plan de emergencia social
Tras prometer su cargo y recibir el bastón y la banda del primer edil, el nuevo alcalde ha impuesto los distintivos al resto de concejales y ha pronunciado su discurso, en el que ha anunciado la puesta en marcha de un plan de emergencia social que promueva dotar a la ciudad de un parque de viviendas públicas y aumentar al 2 % del presupuesto los créditos destinados a cubrir las necesidades básicas de la población.

Santisteve ha anunciado que a lo largo del mandato se implementará un parque público de vivienda hasta las 5.000 a través de subrogaciones de familias deudoras de buena fe y con una sola vivienda en propiedad, cesión conveniada con particulares, compra o expropiación de uso a la Sareb, intentando que salgan al mercado de alquiler una parte de las casi 40.000 viviendas hoy vacías, y creando una oficina antidesahucios que ofrezca una alternativa habitacional.

Contra la pobreza energética, políticas para los mayores y la juventud...
El nuevo alcalde ha avanzado también que se pondrá en marcha un programa de lucha contra la pobreza energética, políticas específicas para mayores, para la juventud y para la infancia; ha defendido la reconstrucción del tejido empresarial autónomo y la exportación de las empresas locales y el apoyo a los comercios de proximidad frente a las grandes superficies. Ha apostado por generar políticas de empleo digno y de calidad y por incluir cláusulas sociales en las contratas municipales. También se ha marcado como meta consolidar el empleo público, con convocatorias y poner en marcha líneas de crédito subvencionadas para que los jóvenes que se han marchado por la crisis regresen.