El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco (i), y el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández (d), votan en contra de la creación de una comisión de investigación sobre las contrataciones de personal de los últimos veinte años. EFE El presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar Blanco (i), y el vicepresidente de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández (d), votan en contra de la creación de una comisión de investigación sobre las contrataciones de personal de los últimos veinte años. EFE



Como adelantó ELPLURAL.COM, el Gobierno de la Diputación de Ourense no abrirá una investigación sobre las presuntas contrataciones irregulares de José Luis Baltar, expresidente durante casi una veintena de años, e imputado por prevaricación. Su sucesor en el cargo, su hijo Manuel Baltar ha rechazado la propuesta de los socialistas de indagar sobre el asunto.

El hijo de Baltar asumió el cargo hace un año
Manuel Baltar, que accedió al cargo en febrero de 2012, ha anunciado en el pleno extraordinario, celebrado este viernes, que se tomarán las acciones civiles y penales necesarias para defender el honor de la institución provincial.

Una propuesta socialista
Los socialistas habían propuesto crear dicha comisión después de que un juzgado de Ourense aceptase una querella de la Fiscalía, que parte de una denuncia del PSdeG contra José Luis Baltar por un supuesto delito de prevaricación continuada en la contratación de más de cien personas de forma irregular en 2010, en las fechas previas a la celebración del congreso provincial del PP que ganó el hijo del veterano dirigente.Socialistas y nacionalistas gallegos sostienen que hubo un amaño para asegurar que el hijo de Baltar fuese el elegido.

Baltar padre declarará el 4 de febrero
José Luis Baltar deberá acudir el próximo 4 de febrero al Juzgado de Instrucción número uno de Ourense para prestar declaración.

El PP alega que hay transparencia
En la sesión plenaria, el portavoz del PP, Plácido Álvarez Dobaño, ha argumentado que "siempre ha habido total transparencia en la consulta de documentos", y por eso el Gobierno de la Diputación ourensana no ha considerado necesaria esta comisión. En esta misma sesión, el presidente provincial, Manuel Baltar, ha cerrado el debate con el anuncio de que desde la Diputación se tomarán las "acciones civiles o penales necesarias" para garantizar "la defensa del honor de esta institución".

Los socialistas dicen que hay mucho oculto
En su primera intervención, el portavoz socialista, Ignacio Gómez, ha recordado que los casos recogidos en la mencionada querella no suponen más que "la punta del iceberg" de una situación de "caciquismo y política clientelar".

Entre las prácticas que Gómez ha puesto de manifiesto ha destacado la "inadecuación" de titulaciones solicitadas para los puestos vacantes y la falta de "transparencia, igualdad, publicidad y valoración de méritos". En cifras, Gómez ha destacado que de entre todos los empleados que dependen de la Diputación, tan solo se ha conseguido encontrar a quince personas sin vinculación con el Partido Popular.

BNG acusa a Manuel Baltar de ser el nuevo cacique de Ourense
En esta misma línea, Leopoldo Rodríguez, del BNG, ha sentenciado que en todos estos años "familias enteras vinculadas al Partido Popular han consolidado su puesto de trabajo".

Leopoldo Rodríguez ha ido más allá al asegurar que José Manuel Baltar continúa el mismo camino ciciquil, "cambiando el estilo decimonónico de su padre por uno con más glamour".