La propuesta, dirigida a la Alcaldía de Palma y a la Casa Real, que partió de la coalición que forman el Partido de Socialistes de Mallorca, Iniciativa-Verds y Entesa, y a la que se sumó el PSIB-PSOE, es contundente: quieren que de entrada se quite el nombre "de los duques de Palma de Mallorca" a  la vía que se conoce tradicionalmente en la ciudad como La Rambla. Pero piden además que la Casa Real retire a Iñaki Urdangarín el título de Duque de Palma.

 

La izquierda de Palma quiere quitarle nombre de calle y título 'por estar asociado a una causa grave de corrupción'. Foto EFE



"La ciudad no se lo merece"
Las razones que dan para ello los grupos de izquierda son los escándalos que se han conocido en torno a los 'negocios' que el duque consorte ha realizado a través de la empresa Noos, y que "hacen absolutamente insostenible no actuar desde el Ayuntamiento de Palma para restaurar la dignidad de la ciudadanía", según se lee en la propuesta de PSM-IV-ExM, y que han votado también favorablemente los concejales socialistas. En la misma nota, la izquierda de Palma justifica la petición de que se retire el 'apellido' de los duques de Palma a la Rambla porque "la ciudadanía no se merece que el nombre de su ciudad se mezcle con asuntos tan turbios".

Pero, como decimos, también la propuesta "considera imprescindible retirar la atribución del título 'Duque de Palma de Mallorca' a Iñaki Urdangarín, título honorífico referido a una isla y una ciudad que ahora tendrán que trabajar mucho para limpiar la imagen de corrupción en que se han visto inmersos". Y por último, instan "a Iñaki Urdangarín, o en su defecto a la Casa Real, a que asuman el compromiso claro y contundente de devolver los caudales públicos presuntamente defraudados".

Inaplazable retirar los honores a Urdangarín
El portavoz de los ponentes, Antoni Verger, consideró al hacer la presentación que ya es "inaplazable" retirar los honores a Urdangarín, porque "está involucrado en unos hechos con indicios claros y constatados judicialmente de apropiación indebida de fondos públicos".

El mismo grupo presentó una proposición similar hace un año, y entonces se opusieron tanto PSIB-PSOE, como el PP, que tiene mayoría absoluta. Aina Calvo, portavoz socialista, dice a ELPLURAL.COM que entonces se opusieron "por respeto a la presunción de inocencia". Ahora la posición de los socialistas ha cambiado, sin embargo, porque "incluso la Casa Real lo apartó de los actos protocolarios", dice Aina Calvo, que concluye: "tras todo lo sucedido ha llegado el momento de que la ciudad le retire un reconocimiento del que pensamos que ha dejado de ser merecedor".

Para que la propuesta de toda la izquierda tuviera efecto, el PP tendría que apoyarla, ya que este partido cuenta, como hemos apuntado, con la mayoría absoluta en el consistorio. Los 'populares' sólo han permitido, con su abstención, que saliera adelante la tercera de las peticiones de los grupos de izquierda, la devolución del dinero público que, supuestamente, ha sido defraudado con las actividades de las empresas de Urdangarín.