No ha sido incompatible que Miguel Arias Cañete ocupara la cartera de Medio Ambiente mientras era accionista de empresas petroleras; Europa es otra cosa, y el recién designado comisario de Energía y Cambio Climático se ha visto forzado a vender sus acciones para pasar el examen del Parlamento Europeo que establece como norma, como explicó ELPLURAL.COM en una información anterior, que no puede haber conflicto de intereses privados y públicos.

Ducor y Petrologis
El Grupo Popular en Bruselas ha confirmado a EFE que el exministro venderá sus participaciones en las compañías petroleras Ducor y Petrologis Canarias. El político popular aclaraba en la declaración en el Parlamento Europeo que se trataba de dos empresas mercantiles que se dedican al almacenamiento de combustible, propiedad de terceros, en las instalaciones portuarias de Ceuta y Las Palmas de Gran Canaria.

Cañete tendrá que demostrar que no hay choque de intereses
Arias Cañete se ha visto forzado a correr porque entre el 29 de septiembre y el 7 de octubre tendrá que someterse a una audiencia del Parlamento Europeo en la que será interpelado sobre su idoneidad para el cargo, que sus acciones en las petroleras dejan en cuestión, y su conocimiento de la cartera específica. El pleno de la Eurocámara deberá dar luz verde finalmente al conjunto del nuevo colegio de comisarios el próximo mes de octubre.

Aún conserva sus participaciones
En un comunicado difundido en la web del Grupo Popular Europeo, el propio Arias Cañetes asegura que dio “instrucciones para vender mis participaciones en el sector energético en el momento en el que fui designado para el puesto de comisario de Acción por el Clima y Cambio Climático para evitar la más pequeña sugerencia de un potencial conflicto de intereses". Sin embargo, el exministro conserva aún sus participaciones, valoradas en 326.000 euros, según la declaración de intereses que presentó en el Parlamento español en 2011.