Hotel Meliá Castilla con una caricatura de Francisco Franco. CHANGE.ORG



La historia se repite un año más. Cuarenta años después de la muerte del dictador, nuestra democracia sigue mostrando una tara. El 3 de diciembre, la Fundación Francisco Franco celebrará una cena de exaltación y homenaje al Caudillo, con el ilustrativo título de “40 años después: FRANCO VIVE”. Y, una vez más, la exaltación del fascismo solo recibe la respuesta de la sociedad civil, que se ha movilizado para conseguir firmas que presionen a la cadena de hoteles Meliá para que retire el espacio concedido a la fundación.

En su web, la Fundación asegura que el título de “FRANCO VIVE” podría parecer un lema “como recién salido de un pagano Halloween con toda su parafernalia”, pero lo justifican en que en muchos medios de comunicación se sigue hablando del dictador para intentar “desmitificarlo”.

Una afirmación que implicaría que está mitificado, como ellos mismos demuestran a continuación enumerando sus supuestos logros: “Liberó a España del comunismo, (…) puso en marcha la Seguridad Social e innumerables ayudas a los trabajadores, a las familias y a los desfavorecidos, (…) la inauguración de cientos de pantanos”.

Ha sido el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid quien está recogiendo las firmas en la plataforma Change.org. Su meta está en las 75.000 firmas y, de momento, a siete días del evento, ya llevan más de 59.000.

“Franco fue responsable del golpe de estado que terminó con el gobierno democrático de la Segunda República y condenó al Pueblo español a 40 años de dictadura. En ese tiempo, Franco impuso un régimen de terror y fue responsable de crímenes de lesa humanidad. Entre ellos, la tortura, asesinato y ‘desaparición’ de miles de personas aún enterradas en las cunetas todo el territorio español”, denuncia el Foro en la plataforma.

La petición está dirigida a los responsables del Hotel Meliá Castilla en Madrid, donde se celebrará la cena si no se impide. En concreto, cada firma irá dirigida al director del hotel, al responsable de Responsabilidad Social Corporativa y al responsable de Comunicación y pedirá que “por respeto a todas las víctimas del franquismo, cancele el homenaje a Franco en sus instalaciones”.

Cada año, el homenaje a Franco de la fundación es protagonista de la polémica. En 2012, la cena de “hermanamiento” se iba a celebrar en el Palacio de Congresos de Madrid hasta que la empresa explotadora, Husa, decidió cancelar el acto por el escándalo generado. La Fundación Francisco Franco culpó entonces al Gobierno de Rajoy, que “con tal de satisfacer las pretensiones injustas y sectarias de la izquierda extrema, ha presionado a la empresa (…) para que cancelara unilateralmente los compromisos contractuales adquiridos con esta Fundación".

En 2013, Foro por la Memoria también recogió firmas contra el homenaje. En aquella ocasión, no fueron suficientes para presionar al Gran Hotel de Velázquez de Madrid y la reacción de la Fundación franquista fue burlarse de las víctimas por la poca acogida recibida: “Agradecemos el empeño que ha puesto @foromemoria para sabotear la cena de Hermandad. Más de 24.000 firmas conseguidas. ¡Enhorabuena!... Otra vez será”

Esta vez, van camino de conseguir el triple de firmas. ¿Se echará atrás el Grupo Meliá? ¿Volverán a mofarse los franquistas de las víctimas?