ERC, en su filial de Barcelona, ha expulsado al actor Juanjo Puigcorbé, que ha pasado a ser concejal no adscrito en Barcelona, después de conocerse un informe de la Diputación de Barcelona que señala que ha “maltratado” a sus subordinados en su cargo político.

Puigcorbé tenía que haber entregado su acta de concejal, como le había pedido el partido, en el pleno de este sábado. Pero se ha negado y ahora será un concejal no adscrito.

El 8 de junio ya se adelantó que Puigcorbé iba a dimitir y que lo haría por “motivos personales”. ERC lo adelantó en un comunicado en el que ponían el pleno del 29 de junio como fecha para hacer efectiva su retirada, aunque se evitó profundizar en las razones.

Ahora se conoce que la razón era un informe donde se analizaba su labor como gestor cultural en la Diputación de Barcelona. En dicho documento se le acusaba de “maltratar” a sus subordinados y haber generado situaciones “emocionales que afectan a parte del colectivo de trabajadores”.


Más información: Las redes se 'ceban' con Juanjo Puigcorbé por su cambio de nombre


El informe acusa al actor metido a político de no respetar las decisiones de los técnicos e imponer su influencia política sobre la labor de los trabajadores. Dicho documento habla de “menosprecio, soberbia, poder y autoridad” a la hora de contradecir las decisiones de los técnicos.

El líder local de ERC, Alfred Bosch, exigió a Puigcorbé su dimisión tras conocer el informe y el actor accedió para hacerla efectiva este viernes. Pero después, Puigcorbé ha cambiado de idea y no piensa dimitir mañana, por lo que se convertirá en concejal no adscrito.

Puigcorbé es habitual en lo que a cambios se refiere. Pese a que siempre se le ha conocido por el nombre de Juanjo, su entrada en las filas independentistas provocó que él mismo pasara a autodenomirse Joan Josep Puigcorbé. Un bautismo que no pasó desapercibido en las redes sociales, donde el cachondeo fue intenso.