El expresidente de Bankia, Rodrigo Rato (foto TVE)



El hotel toledano Alba de Layos, que según el diario El Mundo está participado por el exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI) y exvicepresidente del Gobierno del PP, Rodrigo Rato, investigado en la actualidad por presuntos delitos de fraude, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, además de por la quiebra de Bankia de la que fue máximo responsable hasta su intervención por el Estado, se habría vendido hace un mes por siete millones de euros a “los chinos”, según fuentes consultadas por ELPLURAL.COM próximas a “Layos Casa Campo SA”, empresa promotora del completo de ocio, hotelero e inmobiliario situado en la localidad toledana homónima y propiedad de la familia del prestigioso arquitecto Miguel de Oriol e Ybarra.

¿Quiénes son “los chinos”?
El hotel Alba de Layos de cinco estrellas de lujo situado al pie del campo de golf, a escasos diez kilómetros de la capital de Toledo y a 80 de Madrid por autovía, ha sido objeto de deseo de numerosas Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (Socimis), que aprovechando la falta de liquidez y la desestructuración de las cadenas hoteleras por la crisis sufrida y la escasa recepción turística se encuentran en el punto de mira de estos inversores, que han olido el repute de España como destino turístico, gracias al “low cost” y la siempre atractiva oferta de sol y playa. De ahí que grupos como Olayan, de capital árabe, o la firma hotelera Mandarín Oriental, hayan adquirido hace un mes el emblemático hotel madrileño Ritz por un valor de 130 millones de euros. Y sería el Grupo Mandarín, siempre según las fuentes consultadas por este periódico, el nuevo propietario del hotel toledano de Rodrigo Rato.

Hotel Alba de Layos



Mandarín ni confirma ni desmiente
ELPLURAL.COM ha pedido por escrito vía email a Mandarín Oriental la confirmación o desmentido de esta compra, pero el que es propietario y gestor de exclusivos hoteles y resort en todo el mundo, que cuenta con una oferta de hospedaje superior a las 11.000 habitaciones en 24 países, ha dado la callada por respuesta. Lo que está claro es que Layosalud, la empresa propietaria del terreno donde se ubica el complejo hotelero de Rodrigo Rato, está (o estaba) participada en un 91,27% por Miguel Ángel Montero Quevedo, testaferro y socio/empresario pantalla del expresidente de Bankia, según consta en la documentación aportada por el rotativo de Unidad Editorial.

“Este hotel es una ruina”
El hotel Alba de Layos, que dispone de 86 habitaciones, de las cuales 26 son suite, provisto de salones, con capacidad hasta 400 personas, spa¸ centro médico estético con los más avanzados tratamientos en medicina estética e instalaciones deportivas y una espectacular terraza con privilegiadas vistas al campo de golf, lleva cerrado desde mayo de 2012, año en el que fue despedida la plantilla de medio centenar de personas, al no poder superar la crisis que azotó a este tipo de instalaciones, ni ser rentabilizado por Layosalud, ni por las potentes cadenas hoteleras que se ofrecieron a gestionarlo en este tiempo, Barceló y Blue City, que finalmente desistieron y optaron por entregar a sus propietarios el inmueble, que no dudaron en clausurar el centro y dejar a deber a los empleados hasta tres nóminas. Tanto es así, que durante la suspensión de pagos tuvieron que cobrar salarios del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), según fuentes de CC OO.

Vistas de campo de golf



El esposo de Teófila Martínez y CCM
Según las mismas fuentes sindicales, la empresa Layosalud, fundada por el presunto testaferro de Rato a finales de 2002, arrastraba un cuantioso crédito que le concedió la desaparecida Caja Castilla-La Mancha, intervenida por el Banco de España en marzo de 2009. La imposibilidad de afrontar los pagos o renegociarlos, junto a la mala gestión de sus seis consejeros delegados que pasaron por esta sociedad, entre los que se encontraba Santiago Cobo Cobo, esposo de la ya exalcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, llevaron al cierre del establecimiento y a su liquidación, dejando impagadas facturas por decenas de miles de euros a numerosos proveedores, muchos de ellos vecinos de la localidad de Layos.

CONTINUARÁ...