¿Puede un senador vulnerar diariamente la ley 52/2007, conocida como Ley de la Memoria Histórica? ¿No juran o prometen sus señorías acatar la Constitución? La respuesta es sí. No sólo puede, sino que el senador Vicente Aroca, alcalde también de la localidad albaceteña de La Roda, simpatiza con los planteamientos de asociaciones próximas a la extrema derecha, o, al menos, presume de ser amigo de ellas en Facebook, como es el caso de “Martires de La Roda”, que este sábado celebra una misa en honor de los “caídos por Dios y por España” en la parroquia de El Salvador del pueblo, una de las muchas iglesias españolas que luce todavía en su fachada grandes e inconstitucionales símbolos fascistas, falangistas y franquistas prohibidos por la cita ley que el regidor Aroca elude cumplir, con denuncias ciudadanas de por medio ante los juzgados.



Denuncia de la marcha de la dignidad
Iniciativa ciudadana que ahora cumple un año cuando un grupo de personas, integrantes de las llamadas marchas de la dignidad, presentaron en los juzgados de La Roda una denuncia formal ante la pasividad del alcalde y senador Aroca, exigiendo la retirada de los numerosos símbolos franquistas que jalonan fachadas, calles y rincones de la localidad. En el escrito, los querellantes solicitan a la juez Ethel Honrubia que obligue al alcalde y a la Iglesia albaceteña a eliminar la placa “a los caídos por Dios y por España”, así como el escudo inconstitucional del aguilucho, además del monolito que recuerda el paso por la localidad del cuerpo de José Antonio Primo de Rivera, portado por los falangistas en su onírico y surrealista recorrido entre Alicante y Madrid en 1936.

Calles y colegios
Vicente Aroca, cuyo partido gobierna en La Roda desde 1987, no tiene justificación para mantener el nombre de calles de golpistas en el pueblo (Mola, Moscardó...), ni tampoco para seguir nombrando un colegio público “José Antonio”, fundador de la Falange que hasta la muerte de Adolfo Suárez daba nombre a la principal vía urbana de la localidad, renombrada ahora con el expresidente del Gobierno. Y no sólo eso, La Roda es de las pocas localidades que mantienen la Medalla de Oro de la villa al dictador Francisco Franco, desposeído de este reconocimiento en casi todas las ciudades, muchas de ellas gobernadas por el PP.

La placa franquista en la cripta de la iglesia de San Salvador en La Roda



Un equipo de Gobierno de “mártires”...
El caso es que este sábado (no sabemos si con asistencia del alcalde Aroca), la asociación “Mártires de La Roda” celebra una misa de exaltación franquista en la parroquia de El Salvador, justo al lado de la cripta donde reposan muchos cuerpos de personas del bando golpista. Asociación, por cierto, que cuenta con la “amistad y simpatía”, además del senador Vicente Aroca, de parte del equipo de Gobierno municipal del PP. A saber: José María Alarcón, concejal de Festejos; Delfina Molina, teniente de alcalde; Aurelio Alarcón, concejal de Promoción Económica y otros departamentos municipales como el correspondiente a la Promoción Empresarial son amigos en Facebook de “los mártires”

Vicente Aroca, el alcalde-senador-ultra, con traje gris y en significativo lugar preponderante, a la derecha de su 'presidenta', María Dolores de Cospedal



...y un montón de muertos en la tapia del cementerio
Pero mientras que el alcalde y parte de su equipo veneran a la asociación “Mártires de La Roda”, en el cementerio municipal yacen medio centenar de personas asesinadas cuyos cuerpos fueron arrojados a una fosa común por el mero hecho de militar en el bando legal y defender la II República. Pero aquí el senador y alcalde Aroca no ha movido ni un dedo para rescatar del olvido a estos hombres y mujeres que sí defendieron la libertad y la legitimidad de un Gobierno derrocado por un bando golpista liderado por el genocida Francisco Franco.


La tarjeta convocando la misa en La Roda para honrar a los “caídos por Dios y por España”