El Grupo Socialista en la Diputación de Toledo ofrece en la mañana de este miércoles una rueda de prensa para pedir la dimisión del presidente de la institución, Arturo García-Tizón, a raíz de aparecer su nombre como responsable de una cuenta opaca en el Banco de Fomento cuando era secretario general de Alianza Popular, más tarde Partido Popular, formación de la que es el máximo responsable en la provincia de Toledo, además de concejal en el Ayuntamiento capitalino, diputado nacional por esta circunscripción electoral y presidente de la Comisión Constitucional de la Cámara Baja. Un cúmulo de cargos políticos cuyo pluriempleo  le reporta todos los años unos ingresos próximos a los 120.000 euros.

Desprestigio de la institución
Una polémica más de las muchas que protagoniza este hombre, recuperado para la política activa por María Dolores Cospedal, que ve como un día sí, y otro también, Arturo García-Tizón “se mete en todos los charcos”, reconocen a ELPLURAL.COM fuentes del PP toledano, que dicen entender el cabreo de los socialistas, que este miércoles, además de pedir su dimisión, exigirán también su retirada de las listas electorales, ya que como su pretensión es seguir presidido la Diputación ocupa el tercer puesto de la candidatura al Ayuntamiento de Toledo que encabeza el exdelegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Jesús Labrador, quien al menos durante cuatro años estuvo cobrando sobresueldos del partido. “García-Tizón tiene que dejar inmediatamente la Presidencia de la Diputación, a la que desprestigia constantemente”, señalan desde el PSOE.

Presumía de haber “calado” a Bárcenas
Arturo García-Tizón no tuvo reparos en anunciar a los cuatro vientos cuando Luis Bárcenas fue detenido y encarcelado en Soto del Real, que él como secretario general de AP había sido el encargado de despedirlo “por no tener química con él”. Se lo contó a todos los medios que quisieron escucharlo, y ahora sabemos que durante su mandato ya existía la caja B del partido y que era de su puño y letra la firma que autorizaba movimientos millonarios de esta cuenta opaca, hoy en el candelero de la actualidad y que tiene a los socialistas toledanos indignados.

Los niños con cáncer
Pero de todas las polémicas protagonizadas por García-Tizón, el abandono del pleno municipal cuando iban a hablar padres de niños con cáncer es, sin lugar a dudas, un bochornoso, vergonzoso y triste espectáculo que persiguió por toda España durante semanas al Grupo Popular en el Ayuntamiento de Toledo. El presidente de la Diputación ordenó a los suyos abandonar el lugar, hoy hace un año, y dejar con la palabra en la boca a estos padres que pedían la solidaridad de la ciudad. Aún es más, García-Tizón, al ser recriminado por uno de esos padres, le espetó: “Ni mi importa ni mi interesa”. No contento con esta triste actitud, hace unos días puso en duda de que ese progenitor tuviera en realidad un hijo aquejado de esta triste enfermedad. La reacción del padre no se hizo esperar: “Son ganas de hacer daño, propio de una persona ruin”, aseguró.



Barcos, carrozas y lobos
Pero aquí no quedan las extravagancias de Arturo García-Tizón. Su empeño en hacer navegable un pantano y comprar un barco para el disfrute de los turistas, o su deseo de introducir lobos en un recinto cerrado de los Montes de Toledo, o comprar sin ton ni son carrozas y galesas de época, le está suponiendo a la Diputación de Toledo cuantiosas inversiones millonarias, mientras que rechaza becas de comedores escolares o pretende cerrar el centro de día de Alzheimer o despide a 22 trabajadores que luego ha tenido que readmitir por ser ilegal el procedimiento.