Los socialistas valencianos han dado a conocer una encuesta realizada por su encargo, en la que, por primera vez desde hace una veintena de años, se da una doble novedad. Por un lado el descomunal desplome del Partido Popular que le lleva a perder la mayoría absoluta, y por otro la posibilidad de formar un gobierno de izquierda, liderado por el PSPV-PSOE que preside Ximo Puig.

Un 53% de los valencianos quieren adelanto electoral
El estudio, realizado con 1.200 encuestas, lo que le aporta un alto grado de fiabilidad, se ha llevado a cabo utilizando la llamada 'técnica panel', que consiste en preguntar a las mismas personas en dos momentos diferentes





 



Los resultados recogen algunos datos llamativos. El primero, que por primera vez los socialistas superan a los populares en intención de voto más simpatía. El segundo, que el 53% de los valencianos desea que se produzca en su Comunidad un adelanto electoral.

El PP pasaría de tener 55 escaños a moverse entre 34 y 36
En concreto, la encuesta muestra que, afectado por los continuos casos de corrupción que han llevado a que uno de cada cinco de sus diputados regionales estén inmersos en procesos judiciales relacionados con la Gürtel y otros asuntos, y los errores de su gobierno, con el cierre de la televisión autonómica como última prueba, el PP se desplomaría, pasando de tener 55 escaños, los que actualmente tiene en Les Corts, a moverse en una horquilla de entre 34 y 36.

El propio PSPV apenas si vería variar su peso en el parlamento autonómico, ya que de los actuales 33 diputados, pasaría a tener entre 29 y 31. Aunque, como hemos dicho, la suma de intención de voto ya decidida, más la simpatía, es decir la posibilidad de voto en los indecisos, les colocaría por delante de los 'populares'.

Los resultados recogen algunos datos llamativos. El primero, que por primera vez los socialistas superan a los populares en intención de voto más simpatía. El segundo, que el 53% de los valencianos desea que se produzca en su Comunidad un adelanto electoral.

 



Ascenso de los partidos minoritarios
Los partidos minoritarios, como se prevé en estos momentos que suceda en el resto de España, parecen muy favorecidos. Así, Compromís se convertiría en el tercer partido, al pasar de sus actuales 6 escaños a tener entre 14 y 16. Una subida que le consolidaría como tercer fuerza política.

En el mismo sentido, Esquerra Unida doblaría su número de diputados, al pasar de los actuales 5 a 11. Por último, UPyD también lograría entrar en Les Corts, donde obtendría una presencia de 7 escaños.

El 64% de los valencianos contra el cierre de Canal Nou
La encuesta, que se ha realizado en las tres provincias de la comunidad, anuncia como destacable que por primera vez en la historia de la democracia los socialistas serían la primera fuerza en Castellón.

Como apuntábamos, el 53% de los valencianos se muestra favorable al adelanto electoral, frente a un 30% que pide que se cumpla el mandato de Alberto Fabra. Aún mayor es el rechazo al cierre de Canal Nou, ya que la encuesta refleja que un 64% de los valencianos están en contra del cierre de la televisión autonómica, frente al 22% que la apoya. Incluso entre los votantes del PP, el rechazo al cierre es mayoritario.

En la presentación de esta encuesta de su partido, Ximo Puig ha denunciado que frente a su decisión de hacer pública una encuesta interna, la Generalitat, que utiliza dinero público -el líder socialista ha hablado de un presupuesto de 280.000 euros para este concepto- oculta el resultado de las encuestas que está llevando a cabo: "nosotros tenemos menos recursos, pero nuestra voluntad es contribuir a la trasparencia y la revitalizaciópn de la democracia en la Comunitat", ha dicho, y ha anunciado su deseo de poner en marcha un Centro de Investigación Sociológica valenciano si llega a ocupar el poder.