Los gatoadictos elegidos por Rajoy son José Manuel Soria, ministro de Industria, Energía, Turismo y Telecomunicaciones; Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; José Manuel García Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deportes.


Cabezas visibles
Una ocasión como la de ayer sucede pocas veces (“la primera vez en la historia de la TV”, aseguran ufanos desde Intereconomía) y para ello contaron en el plató con dos cabezas visibles de la nueva etapa política. Allí estuvieron como invitado Alfonso Alonso, portavoz del PP en el Congreso, y como tertuliano Ignacio Gil Lázaro, tercer secretario del Congreso de los Diputados.


La “cuota gato”
Alonso, que calificó el nuevo gobierno como “muy sólido y muy solvente”, fue de los primeros en frivolizar con la presencia de caras visibles de El Gato al Agua en el gabinete, cuando habló de Wert como miembro de la “cuota gato, uno de los que viene aquí”. El diputado del PP alabó de Rajoy que no se hubiese atenido en cumplir tasas territoriales, “salvo la cuota de tertulianos de este programa”.


Un matiz muy importante
En el programa participó telefónicamente, José Manuel Soria, que entre otras cosas es ministro “de Telecomunicaciones”, algo que los asistentes al programa recordaron hasta en cinco ocasiones “porque es muy importante este matiz”, según el presentador. Soria les recordó que el gestionará “el espacio radiotécnico” a lo que el periodista Román Cendoya respondió asegurando que ahora se convertía “en nuestro jefe”. “Es que hemos hecho muchos ministros, somos defensores del pueblo”, también llegó a decir este tertuliano.


Soria y sus “colegas”
Soria recibió el cariño de los que él llamó “mis colegas de El Gato al Agua” y se despidió insistiendo en que “de verdad, de corazón, me siento muy orgulloso de ser un contertulio” del programa de Intereconomía. El moderador le aseguró que le “seguiremos llamando para que vengas aquí”.


Saludo a los gatoadictos
Antes también había participado en directo otro de los flamantes ministros, en este caso Arias Cañete, que quiso mandar “un saludo a todos los gatoadictos de España”. Su compañero Gil Lázaro le dijo que era “ministro por aclamación”, y el presentador le aseguró que “hemos ganado un buen ministro de Agricultura y hemos perdido a un mejor tertuliano”.