Nos criticaron porque nos llamó la atención que Hacienda devolviera a Alejandro Ballestero 1.147 euros (pinchar aquí para ver la declaración presentada por el diputado el pasado mes de septiembre), cuando su sueldo mensual supera con creces los 5.000 euros. No era de recibo que a su señoría le saliera la declaración negativa y que a un autónomo que no supera los 2.000 euros mensuales tenga que pagar al fisco.

Rectificar es de sabios
Tanto llamó la atención que, siempre según fuentes del PP consultadas por ELPLURAL.COM, el Grupo Popular que dirige Soraya Sáenz de Santamaría pidió al ya exdiputado popular por Toledo (ha perdido su escaño al disolverse las Cortes por el adelanto electoral) que revisara su declaración. Dicho, hecho y sorpresa, Alejandro Ballestero tenía que pagar al fisco y no que Hacienda le devolviera como en su primera declaración de bienes y rentas quedaba reflejado.

Nueva declaración
Alejandro Ballestero, que tras las elecciones de 2008 llegó a pedir el cambio de liderazgo en el PP porque a su entender Mariano Rajoy no daba la talla política, presentó el pasado 27 de septiembre ante el Registro del Congreso, y antes de perder su condición de diputado, una nueva declaración de bienes y rentas donde, como no podía ser de otra forma, tiene que pagar a las archas del Estado, concretamente 9.568,33 euros (pinchar aquí para ver la nueva declaración).

Dueño de dos casas y un garaje…
Era obvio que el ya ex diputado Ballestero había cometido algún “error” en su declaración, puesto que no era lógico que teniendo una casa en Madrid y otra en Estepona, y una plaza de garaje en la localidad malagueña, el IRPF le saliera a devolver, máxime si, además, su señoría había adquirido un vehículo Land Rover Range-Rover Sport 3.0 en 2010 valorado en algo más de 64.000 euros.

…Y de 650.000 euros en acciones
No solo eso. Ballestero dispone, siempre según su declaración ante el Registro del Congreso, de 17.300 euros en cuentas corrientes, planes de pensiones y fondos de inversión. Suma y sigue: A todo esto hay que añadir 560.000 euros en acciones de Zinkia, compañía creadora de los dibujos animados Pocoyó; otros 52.297 por sus valores en Talent Selections, más otros 39.519 euros en acciones de Incoprosa. Un patrimonio en valores de 650.000 euros (107 millones de pesetas) y un sueldo mensual superior a los 65.000 euros no podían dar como resultado una declaración de la renta negativa. Lo dijimos y ahora los hechos nos dan la razón.