[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"41801","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-368750","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"394","alt":"Los vecinos de Gamonal se levantaron hace dos a\u00f1os, contra el Ayuntamiento. En la imagen enfrentados a los antidisturbios. Foto: EFE"}}]] Los vecinos de Gamonal se levantaron hace dos años, contra el Ayuntamiento. En la imagen enfrentados a los antidisturbios. Foto: EFE



Dos años han transcurrido desde que un barrio de Burgos decidiera levantarse contra el Ayuntamiento y su intención de modificar una zona popular sin tener en cuenta la opinión de los vecinos. Era enero de 2014 y Gamonal no estaba dispuesto a cambiar su estructura a través de la conversión de la calle principal, la calle Vitoria, en un bulevar por el capricho del alcalde.

Con motivo del segundo aniversario de aquella movilización que se vivió en toda España y que en muchos lugares tomaron como ejemplo, la Asamblea de Gamonal ha preparado diferentes actividades, como la manifestación celebrada este mismo sábado, o las diversas acciones lúdico-culturales.

24 meses hace de aquellas imágenes de las protestas vecinales, con enfrentamientos con los efectivos antidisturbios de la Policía Nacional y destrozos del mobiliario urbano y las lunas de varias entidades bancarias. Las quejas de los residentes en la zona obligaron al Ayuntamiento a paralizar las obras y volver a cubrir la zanja que ya se había abierto en el comienzo de una obra adjudicada en cerca de 8 millones de euros.

Consecuencias judiciales
Rafael, uno de los miembros de la Asamblea de Gamonal, ha explicado a Efe que los actos de este fin de semana, sobre todo la manifestación de este sábado, en la que han participado un centenar de personas, es un recuerdo de la importancia de la lucha de los vecinos, pero también una ocasión más para recordar que hay personas que siguen encausadas por lo ocurrido hace dos años.

En este sentido, integrantes de la comisión jurídica de la asamblea han recordado que hasta ahora han recibido más de cincuenta sanciones administrativas, alguna de ellas de hasta 6.000 euros. Asimismo, también se han instruido varios procedimientos contra menores acusados de participar en los incidentes, la mayor parte de ellos sobreseídos sin más consecuencias.

Por lo que respecta a los adultos, algunos han llegado a acuerdos con la Fiscalía y otros han sido ya condenados, pero todavía hay más de una veintena de casos pendientes de juicios.

A prisión
Cabe recordar que en los primeros momentos, tras los disturbios, cuatro personas ingresaron en prisión y salieron bajo fianza, pero desde entonces no se ha producido ningún encarcelamiento más.

Rafael insiste en que lo que se llegó a llamar "la revuelta de Gamonal" no fue algo organizado sino "un estallido de la gente del barrio, que estaban hartos de la miseria, la corrupción y de que nadie les escuchara".

En su opinión, el detonante fue la intención del Ayuntamiento de realizar una obra "claramente especulativa e innecesaria" en un barrio "históricamente ninguneado".

"Triunfo relativo"
Pese al éxito inicial que supuso para los participantes en la protesta la paralización de la obra, que en este momento no figura en el programa de ninguno de los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento de Burgos, Rafael asegura que el triunfo fue "relativo".

Recuerda que después de parar la obra en Gamonal, el Ayuntamiento adjudicó otra actuación millonaria, la remodelación e instalación de una cubierta en la plaza de toros, que "también era innecesaria y puramente especulativa" y que volvió a ser objeto de protestas y manifestaciones, aunque en este caso no se llegó a parar.

Considera que, además, el Ayuntamiento ha actuado de forma "vengativa y revanchista", realizando obras para limitar las plazas de aparcamiento en superficie en Gamonal para perjudicar a los vecinos y "manteniendo el barrio en el abandono en el que llevaba décadas".