La apertura del curso político ha empezado fuerte en el Congreso de los Diputados y profundamente marcada por los distintos problemas con los másteres de varios políticos.

Albert Rivera ha aprovechado este tema para sembrar la duda sobre el presidente del Gobierno. Parece que las dudas sobre la tesis de Pedro Sánchez se van disipando, pero llama la atención que sea precisamente Ciudadanos el partido que utilice este tema como arma cuando varios de sus altos cargos han tenido ‘problemas’ con sus currículums.
 

Toni Cantó

Toni Cantó sigue aspirando a hacerse un hueco en la política valenciana

Al actual diputado de Ciudadanos por Valencia ya le pillaron el maquillaje de su Curriculum Vitae en su etapa en UPyDEl actor incluía 'pedagogo' como parte de su formación por, como luego matizó, haber "dado clases de teatro" porque "no hace falta tener titulación para dar clases de teatro".

 

César Zafra

91307 cesar zafra 1

En 2015, el número dos de la rama madrileña del partido, necesitó matizar un currículo con numerosas irregularidades. Se presentaba como abogado cuando no estaba habilitado para ello, pero también aseguraba haber “desarrollado su carrera en una empresa de productos relacionados con el ocio digital” aunque, tras la polémica, matizó esa frase afirmando que debía haber sido un error ya que solo había hecho “dos colaboraciones de dos presentaciones de dos videojuegos”.

 

Miguel Gutiérrez

El diputado de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez,  durante una de sus intervenciones en el Congreso.

El partido frenó una denuncia que uno de los militantes presentó ante la Comisión de Garantías, Consejo General y Comité Ejecutivo de Ciudadanos acusando a Gutiérrez de haber falseado su currículo durante años. Finalmente, Ciudadanos dio por zanjado este asunto al afirmar que no habían encontrado irregularidades en el currículum que el diputado por Madrid había presentado en el Congreso. 

 

Sadat Maraña

Sadat Maraña junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Ciudadanos

 

Antes de su detención el pasado verano en el marco de la Operación Enredadera, Maraña ya se había visto salpicado por la polémica en 2015 cuando cejó en su carrera al Congreso de los Diputados. Lo hizo semanas después de que se desmintiera su licenciatura en Administración y Dirección de Empresas, para la que le faltaban 17 asignaturas (algo menos de la mitad).

 

Virginia Millán

virginia millan congreso 655x368

La número uno por Sevilla para la Cámara Baja aseguró en 2015 ser una “abogada con más de cinco años en el ejercicio de la profesión”. Sin embargo, se había colegiado en 2011, declarado cero euros de ingresos en 2014 y, tan solo, 1700 en 2015 por tres meses de trabajo. Su pareja, el secretario de organización del partido Fran Hervías, evitó su expulsión asegurando que “quizá haya hecho prácticas o algo”.