El presidente del Parlamento valenciano, Juan Cotino. EFE



Es uno de los políticos del PP valenciano más en cuestión ahora mismo. El nombre de Juan Cotino, actual presidente de las Cortes Valencianas, aparece en algunos de los tinglados de irregularidades y corrupción que actualmente se investigan en esa comunidad: el caso Gürtel, por la financiación irregular del PP y la visita del Papa en 2006, y el caso de Metro de Madrid; también por los negocios de las empresas de su familia, favorecida con un préstamo de 35 millones de euros que le concedió la extinta Bancaja para un proyecto en Hungría sin que la entidad financiera se garantizase su reembolso, según adelanta el diario Levante.

Posibles delitos de fraude fiscal
Bancaja cedió los 35 millones a Share Capital, sociedad participada por la constructora de la familia de Cotino, para financiar operaciones inmobiliarias en Europa del Este. La Fiscalía Anticorrupción investiga posibles delitos de fraude fiscal en varios créditos concedidos por la entidad absorbida por Bankia y las empresas administradas por Vicente Cotino, en la etapa en la que dirigía la caja José Luis Olivas, presidente del Banco de Valencia hasta el 28 de octubre de 2011, una semana antes de que se hiciera público el riesgo de quiebra de esta entidad financiera. Según publicó El Mundo, las diligencias de la investigación incluyen la construcción del circuito de motociclismo de Hungría.

Un circuito fantasma
La Sección de Delitos Económicos ha seguido el rastro al dinero concedido por Bancaja y las triquiñuelas para, presuntamente, evadir el pago de impuestos. El proyecto de Hungría es actualmente un circuito fantasma. Los Cotino lo impulsaron con la ayuda del excampeón del mundo de Motociclismo Jorge Martínez Aspar, como presidente de Worldwide Circuit Management SL (WCM), la sociedad creada por el deportista y Sedesa, empresa de la familia de Cotino.

Las obras se iniciaron en noviembre de 2008 y la primera prueba estaba prevista para el 20 de septiembre de 2009. Contaba con una inversión pública de 120 millones de euros, según datos de Interviú en 2010. Ese mismo año fue paralizado falta de fondos y sospechas de corrupción.

Hacienda no vio delitos en el deportista
En España, Hacienda dentro de su investigación incluyó a Jorge Martínez Aspar, pero descartó delitos fiscales en su caso ya que el expiloto sólo se encargó del diseño del circuito, mientras que Share Capital, a través de varios empresas, se hizo cargo de su ejecución. Lo que se investiga es el crédito de Bancaja para hacer posible la obra por sus presuntas irregularidades. Parte del dinero habría servido, además, para inversiones inmobiliarias en Hungría.

Otros casos judiciales en los que aparece Cotino
El nombre de Juan Cotino está también presente en la investigación de la visita del Papa Benedicto XVI en 2006, después de que algunos testigos le haya apuntado en sus declaraciones ante el juez como el responsable de la organización de aquel evento, por el que la trama corrupta pudo ganar presuntamente alrededor de cuatro millones de euros.

"Lo decidió todo" en la visita del Papa
Cotino ha negado reuniones en su despacho en Agricultura cuando era consejero sobre la organización de la visita del Papa a Valencia en 2006, sin embargo, el responsable de RTVV en la visita del Papa, Lluís Sabater, declaró ante el juez Ceres, que el político fue quien ideó la colocación de las pantallas gigantes instaladas en las calles de Valencia que dieron lugar al contrato de 7,5 millones adjudicado a la Gürtel. Según la declaración de otro de los testigos, Juan Selva, que era uno de los principales colaboradores de Cotino entonces, éste era el “que lo decidía todo”, dentro de un grupo de políticos que “lo manejaron todo”.

Metro Valencia y la operación para tapar irregularidades
La actuación de Cotino durante la tragedia del Metro de Valencia también está en cuestión. Algunos familiares de las víctimas han denunciado que miembros del Gobierno valenciano, que presidía entonces Francisco Camps, acudieron tras el accidente a los tanatorios y a sus domicilios particulares para ofrecerles puestos de trabajo y ayuda económica a cambio de su silencio en el proceso judicial. Los denunciantes señalaron a Juan Cotino como el hombre que estaba detrás de esta estrategia.

La financiación irregular del PP
Tampoco escapa Juan Cotino a la lupa del juez Ruz sobre la financiación irregular del PP. En su declaración ante el magistrado de la Audiencia Nacional, en julio pasado, el extesorero del PP nacional Luis Bárcenas afirmó que Vicente Cotino (sobrino de Juan Cotino), presidente del Grupo Sedesa, realizó una aportación de 200.000 euros en metálico que fueron apuntados en la contabilidad B.