Sopa de pasta con picadillo de huevo.

¿Con qué?

Pasta de estrellitas o cualquier otra al gusto, caldo de jamón, tres huevos duros, una cebolla, una patata, aceite de oliva y sal.

¿Cómo?

Usamos el ultimo caldo de jamón del que hicimos al principio de la semana y en él cocemos la patata cortada en rodajas finas y la cebolla con unas gotas de aceite de oliva; cuando esté todo blando lo pasamos con la batidora y el chino y añadimos la pasta de estrellas o cualquier otra de nuestro gusto, cocemos los huevos y los partimos en dados pequeños, los echamos a la sopa, dejamos reposar un momento y servimos en cazo o plato hondo.

Cordero guisado con verduras.

¿Con qué?

Un kilo de carne de cordero, tres zanahorias, dos cebolletas, tres patatas, dos tomates maduros, un calabacín, una copa de vino de Jerez, una hoja de laurel, menta, pimienta, aceite de girasol y sal.

¿Cómo?

Pedimos en la carnicería que el cordero nos lo corten en trozos pequeños –el cuello y restos de falda son adecuados y más barato-. En una cazuela vertemos dos cucharadas de aceite y pochamos las cebolletas cortadas en dados, las zanahorias, los tomates maduros -sin piel y sin pepitas- el calabacín y cuando estén melosos rehogamos el cordero durante cinco minutos, pelamos las patatas y las añadimos cortadas en dados, removemos, rociamos con el vino de jerez y dejamos que se evapore un poco el alcohol, ponemos la hoja de laurel, la pimienta, la menta y cubrimos de agua, salamos y dejamos cocer durante media hora a fuego lento. Servimos cordero con las verduras y salsa que debe estar un poco densa.

Ciruelas de diferentes clases, que están en su momento.