[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"40551","attributes":{"class":"media-image alignleft size-thumbnail wp-image-16694","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"150","height":"150","alt":"Canelones de calabac\u00edn"}}]]

 

Pinchos de calabacín, queso fresco y salados.
¿Con qué?
Dos calabacines, cuarto de queso fresco, salados varios, como hueva, mojama,  ijada de atún, etc. aceite de oliva, orégano, vinagre balsámico y sal.
¿Cómo?

Cortamos los calabacines en rodajas como de un centímetro de ancho y las pasamos por la plancha o sartén con unas gotas de aceite y las situamos en una bandeja de servir, cortamos el queso fresco en láminas iguales y los fijamos con una gota de aceite en la plancha o sartén o al natural y lo ponemos con el calabacín, distribuimos salados al gusto en la misma bandeja -bacalao seco o en aceite, mojama, hueva, atún de ijada, etc.- y situamos en el centro de la mesa para que cada uno se sirva a su gusto.



 

Escalopines con patatas y cebolleta.
¿Con qué?
Un kilo de escalopines de ternera, pimienta, una copa de vino de Jerez, cuatro patatas medianas, dos cebolletas, aceite de oliva y sal.
¿Cómo?
Fijamos los escalopines en la sartén con unas gotas de aceite y reservamos, freímos las patatas -o redondas o inglesas- con la cebolleta en bastante aceite, a fuego medio para que queden tiernas. Escurrimos parte del aceite y calentamos a fuego vivo, echamos los escalopines, bajamos el fuego y vertemos la copa de vino, esperamos a que reduzca el alcohol y servimos escalopines con patatas y cebolleta.

Melocotones.