Los beneficios del ejercicio físico se ponen de relieve en una serie de enfermedades analizadas por el Colegio Americano de Medicina del Deporte. Reconocido desde hace tiempo como una de las mejores formas de medicina preventiva, el ejercicio es tan bueno o mejor que la medicación para el tratamiento de una amplia gama de dolencias, según muchos estudios recientes.

Ejercicio-fisico y medicinaEntre las dolencias a las que más beneficia el ejercicio, según señala Jack Kelly / Pittsburgh Post-Gazette, están:

Las enfermedades del corazón, el riesgo de accidente cerebrovascular y diabetes: El uso de las drogas y el ejercicio producen casi los mismos resultados; los investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Stanford y de la London School of Economics así lo demostraron en un estudio de 2013.
Diabetes tipo 2: El ejercicio regular puede reducir el riesgo de desarrollar esta enfermedad en un 58% y es casi dos veces tan eficaz como la insulina, según un importante estudio financiado por el gobierno federal en 2002.
Depresión: El ejercicio puede ser tan eficaz como una "dosis" de medicamentos para tratar la depresión, según un estudio de 2011 llevado a cabo, principalmente, por Madhukar Trivedi, profesor de psiquiatría en el Centro Médico Southwestern en Dallas, y los investigadores en el Instituto Cooper en Dallas y el Pennington Biomedical Research Center en Baton Rouge. El estudio mostró que el ejercicio ayudó tanto como a la mitad de los pacientes deprimidos a los que no se había recetado un solo medicamento antidepresivo.

El ejercicio físico puede prevenir la aparición del Alzheimer El ejercicio físico puede prevenir la aparición del Alzheimer



Cáncer de mama y de colon: El ejercicio también puede reducir el riesgo de contraer este tipo de cáncer en un 20 a 30 por ciento, según Lee Jones, investigador del Instituto del Cáncer de la Universidad de Duke. La conexión entre la obesidad y el cáncer es tan fuerte, según Melinda Irwin, del Centro del Cáncer de Yale, que las compañías farmacéuticas deberían estar obligadas a incluir el ejercicio y la dieta en los ensayos de medicamentos.
Fibromialgia: el Ejercicio "es el arma más efectiva que tenemos" para el tratamiento de este trastorno que se caracteriza por dolor musculo-esquelético generalizado acompañado de fatiga, sueño, la pérdida de memoria y los problemas del estado de ánimo, según el médico alemán Winfried Hause, después de una revisión de la investigación que hizo el año pasado.
La enfermedad de Alzheimer: El ejercicio también puede ralentizar la progresión de esta forma de demencia hasta en un 50%.

El ejercicio también se ha demostrado que es una terapia eficaz para la ansiedad, pérdida de memoria, trastornos del sueño, asma, disfunción eréctil, síndrome premenstrual, dolor en la parte baja de la espalda, la cadera, la rodilla y el cuello, según Jordan Metzl, médico de medicina deportiva.