«Las etiquetas de los productos proporciona a los consumidores el poder de comparar los alimentos de forma rápida y fácil y así juzgar qué productos son mejores para una dieta saludable para el corazón o que cumpla otras necesidades alimentarias», según declara la directora de la Oficina de Nutrición, Etiquetado y Suplementos Dietéticos de EE. UU., Bárbara O. Schneeman. «Recordar, cuando se lea el porcentaje de VD (valor diario de nutrientes principales) en la etiqueta: que un 5 por ciento o menos significa que es bajo y 20 por ciento o más que es alto».

Young Woman On The MarketLa forma de asegurarse seguir las guías de salud es usando la información nutricional de los alimentos envasados que compramos. Los expertos recomiendan seguir estas pautas cuando se consuma alimentos procesados o se coma en restaurantes:

  • Escoger carnes magras y pollo. Consumirlos al horno, asados o a la parrilla.

  • En un restaurante elegir platos al vapor, asados u horneados en vez de los que son fritos o salteados.

  • Buscar en las etiquetas de los productos si son bajos en grasas saturadas, grasas trans y colesterol. Muchas de las grasas que se consumen provienen de las grasas polinsaturadas y mono-insaturadas que se encuentran en algunos tipos de pescados, nueces y aceites vegetales.

  • Consultar en las etiquetas de los productos si tienen alto contenido de potasio (a no ser que le hayan recomendado que restringa la cantidad de potasio a consumir).


El potasio contrarresta algunos de los efectos de la sal en la presión sanguínea.

  • Elegir alimentos y bebidas bajos en azúcar añadida. Leer la lista de ingredientes para asegurarse que los azúcares añadidos no están entre los ingredientes principales. Los ingredientes con mayor cantidad están al principio de la lista. Algunos nombres para azúcares añadidos son sacarosa, glucosa, jarabe de maíz alto en fructosa, jarabe de maíz, jarabe de arce y fructosa. La información nutricional de la etiqueta del producto menciona el contenido total de azúcar.

  • Escoger alimentos que proporcionen fibra alimenticia tales como frutas, menestras, vegetales y granos integrales.


Un ejemplo de comida saludable Un ejemplo de comida saludable



Si nos gusta la cocina, el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre  de EE. UU. tiene docenas de recetas deliciosas y saludables para el corazón, muchas de ellas en español. Para obtener un libro de recetas gratis o descargar recetas visite:

http://www.nhlbi.nih.gov/health/public/heart/other/sp_recip.htm