Tres huracanes simultáneos en el Océano Atlántico

Y ¿no hay cambio climático?

La Pimienta
0 |
2
Jue, 7 Sep 2017

Después de que el huracán Harvey causara grandes destrozos en Texas contabilizando más de 46 víctimas mortales, 130.000 estructuras afectadas y 1 millón de vehículos destruidos por las inundaciones, llegan los huracanes Irma, Katia y Jose que pueden causar graves daños, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) en su último boletín.

El huracán Irma, de categoría 5, ya ha causado muchos destrozos en las Antillas Occidentales y en el Aeropuerto Internacional Princesa Juliana en la Isla de San Martín. Según el NHC, Irma ya se encuentra entre los cinco huracanes atlánticos más poderosos de los últimos 80 años, y se dirige a casi 300 km/h hacia Estados Unidos.

Mientras esto ocurre, Jose alcanza categoría 1 con vientos de 120 km/h desplazándose a 26 km/h y en dirección oeste noroeste, encontrándose a unos 1.700 km del archipiélago de las Pequeñas Antillas. Por su parte, el NHC anunció que la tormenta Katia alcanzó categoría 1 de huracán en el Golfo de México. Según han advertido las autoridades se esperan intensas lluvias en la costa del estado de Veracruz.

La tempestad Jose, que se “fortalece rápidamente”, alcanzó en la tarde del miércoles la categoría de huracán, anunció el Centro nacional de huracanes (NHC) en su último boletín.

El NHC anunció que la tormenta Katia alcanzó la categoría 1 de huracán en el suroeste del Golfo de México. El alerta de huracán entró en vigencia para la costa del estado mexicano de Veracruz, donde se esperan intensas lluvias.

Por otra parte, el huracán Irma, de categoría 5 se desplaza hacia el oeste, afectando actualmente el Caribe. En Puerto Rico ha dejado a un millón de hogares sin luz, está superando el norte de República Dominicana, Haití, y se dirige a Cuba y el sur de Florida (EEUU), donde se espera su llegad a el fin de semana.

En Florida se está produciendo la mayor evacuación de su historia con el desplazamiento de m´ñas de 650 mil personas. En la ciudad de Miami empiezan a escasear el agua y la gasolina, ya no hay coches de alquiler y se han cancelado un número importante de vuelos. según los expertos las pérdidas en el estado de Florida podría superar los 200 mil millones de dólares.