Lo primero que hay que decir es que ASUS se ha 'currado' un buen reloj inteligente. Sí, las cosas como son, y esto cuando aún es complicado, desde mi punto de vista, encontrar utilidades verdaderamente útiles (perdón por la redundancia) a un invento que se ha convertido en el paradigma de esa moda wearable en la que han depositado grandes esperanzas (económico-comerciales, sobre todo) las grandes compañías.

La correa de cuero es uno de los elementos distintivos del ZenWatch.



Obviando este aspecto meramente subjetivo (el del amor u odio hacia este tipo de dispositivos), lo primero que se puede decir del ZenWatch, que desde hace un par de semanas está disponible ya en la ASUS Shop -y en Amazon, pero más caro-, es que destaca por su diseño. De hecho, nos atrevemos a decir que con su forma rectangular es uno de los más elegantes del mercado, a lo que contribuye su cobertura de acero.

Pero esto tiene su contra. Como el usuario tenga pensado utilizarlo para hacer deporte, por ejemplo, le va a dar un poco de repelús por aquello de 'maltratar' con el sudor, por ejemplo, la flamante correa de cuero (un tanto delicada de más para este tipo de actividades).

Buenas prestaciones

Hay que decir que el ASUS ZenWatch presenta unas características que no están nada mal (y responden muy bien). Incorpora un procesador Qualcomm Snapdragon 400, con 512 MB de RAM (suficientes) y 4 GB de memoria interna; estas especificaciones le permiten ofrecer respuestas adecuadas para lo que ha sido diseñado.

Uno de los aspectos que más nos ha gustado ha sido la nitidez de la pantalla (AMOLED de 1,6 pulgadas), apoyada en 320x320 píxeles de resolución, optando por el Gorilla Glass 3 para mantener protegida la pantalla.

Integración y apps

La conexión del ASUS ZenWatch la hemos hecho no con un terminal de la marca taiwanesa, sino con un Orange Nura (Alcatel One Touch) y la integración vía Bluetooth ha sido buena, más allá de Android Wear que sí ha generado algún... inconveniente. Todas las funciones del Smartphone aparecen en el reloj (notificaciones, llamadas, etc).

Para un uso más completo lo conveniente es descargarse las diferentes aplicaciones que ASUS ha preparado para su nuevo juguete. La mayoría de ellas 'vienen de serie', mientras que el resto están disponibles en Google Play.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"26096","attributes":{"class":"media-image wp-image-310421 alignleft","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"208","height":"256","alt":"Recomendaci\u00f3n app"}}]]Por cierto, si antes hablábamos de que no es un dispositivo especialmente pensado para la práctica deportiva (y con un diseño que olvida al público femenino-gran error-), la marca ha preparado una app específica destinada al deporte (ZenWatch Wellness). No obstante, lo hemos probado con la aplicación Runkeeper y también muestra una integración notable. Lo mismo sucede con la herramienta de cámara remota.

Sin batería no hay reloj

A pesar de que el tema del diseño es muy importante en todo lo relacionado con la tecnología wearable, otro elemento a tener en cuenta es el de la autonomía de los dispositivos. En este sentido, el ZenWatch dispone de una batería de 369 mAh, que ofrece una capacidad de uso de poco más de un día. Ya se sabe que esto hay que cuidarlo porque llevar un reloj inteligente sin batería, por muy bonito que sea, es un poco absurdo.

Funcionamiento

Es preciso aclarar que los primeros pasos con el smartwatch de ASUS son complicados. Hablamos de los profanos en la materia. Quienes deciden 'meterse' en el mundo de los wearables por estar a la 'moda' o ser 'cool' pueden pasarlo mal... Sin embargo, una vez el dedo se desplace por la pantalla con fluidez (se le coge el tranquillo) y se conocen los 'atajos', la sensación es de facilidad, incluso para esos inexpertos en esto de la 'tecnología ponible'.


Sin duda, la interfaz es sencilla, con desplazamientos de arriba a abajo y viceversa para hallar las opciones que presenta el ZenWatch.

Un mensaje para todos aquellos que dan sus primeros pasos en este mundo (la gran mayoría, por cierto). Los smartwatches no son para ver películas o realizar funciones propias de los smartphones (ya llegarán a eso). En realidad son su complemento (o eso dicen).

Conclusión

A modo de conclusión, el primer reloj inteligente de ASUS destaca por su prestaciones, funcionalidad, características y diseño. Probablemente es uno de los más elegantes de los que existen en la actualidad en el mercado, lo que a su vez supone un hándicap para uno de los usos que creemos van a tener este tipo de dispositivos: la práctica de actividades deportivas.

Si hablamos de precios, finalmente la compañía taiwanesa lo ha puesto un poco más caro del anunciado en su presentación hace unos meses. Así que, si te gustan este tipo de dispositivos, prepara 229 euros, que es lo que cuesta el ZenWatch.