La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, no ha descartado este martes la posibilidad de que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pueda subir a los 1.000 euros en España en el año 2020, tal y como prometió en verano el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y en línea con lo acordado por los sindicatos y la patronal para el salario mínimo de convenio.

De momento el Gobierno tiene previsto aprobar un real decreto para subir el salario mínimo a 900 euros en el año 2019, si bien tiene previsto seguir trabajando en el diálogo social porque la "reivindicación" de las organizaciones sindicales de subir el salario mínimo en los convenios colectivos a 1.000 euros en 2020 "sigue intacta", ha indicado Montero en declaraciones a los periodistas tras inaugurar un seminario sobre el 40º aniversario de la Constitución, organizado por el Instituto de Estudios Fiscales (IEF).

Montero ha defendido, después del anuncio realizado por el Gobierno francés de Emmanuel Macron de elevar a 1.498 euros el Salario Mínimo tras las protestas de los 'chalecos amarillos', que la propuesta del Ejecutivo español de subir el SMI a 900 euros en 2019 no era algo "fuera de la realidad", sino que estaba "en consonancia" con los países del entorno.

También se ha referido a los "agoreros" que advierten de que la subida podría excluir empleo, cuando puede ser una "oportunidad de estímulo económico para el consumo", y ha subrayado que ante la subida del SMI en Francia ni los organismos internacionales ni "nadie" se ha llevado "las manos a la cabeza".

En esta línea, ha añadido que el Gobierno de Sánchez propone aprobar por decreto la subida del SMI a 900 euros para el próximo año y seguir trabajando en el diálogo social, ya que las organizaciones sindicales plantearon que el salario mínimo pudiera llegar, por la vía del convenio colectivo, a los 1.000 euros en 2020, una reivindicación que "sigue intacta".