El Black Friday tiene su origen inicial en Estados Unidos pero, al igual que otras fiestas anglosajonas como Halloween, no ha tardado en calar en otros países. España no iba a ser menos y desde hace unos años se une a esta celebración, que marca el inicio de la campaña de compras navideñas por excelencia.

Lo que hoy ya supone un evento global para las empresas dedicadas al comercio no tiene una fecha fija de celebración, sino que depende del calendario festivo americano. El Black Friday se celebra un día después del Día de Acción de Gracias (o Thanksgiving), un día festivo para la sociedad norteamericana.

El Día de Acción de Gracias se celebra en Estados Unidos y Canadá el cuarto jueves de noviembre para rememorar la comida que compartieron un grupo de colonos de Plymouth con los indios wampanoag en 1621 para celebrar la buena cosecha del otoño. En 1863, el presidente Abraham Lincoln proclamó este día como un festivo nacional y, a día de hoy, es uno de los días señalados en el calendario para los norteamericanos.

Mientras que esta festividad apenas ha tenido un impacto global en el resto del mundo, sí que lo ha tenido el día siguiente: el Black Friday. Con una marcada tendencia consumista, este viernes está considerado como el arranque de la campaña navideña, inicialmente en Estados Unidos, y ahora, en todo el mundo.

Su nombre no está del todo claro. Por un lado, una tendencia afirma que se llama así porque los comercios cambian sus números de rojos a negros durante esta jornada gracias a las ventas. Por otro lado, otros aseguran que se debe al 19 de noviembre de 1975, día en el que The New York Times habría utilizado por primera vez esta nomenclatura, por el caos producido en la Gran Manzana debido a los fuertes descuentos que ofrecían a los clientes.

¿En qué consiste el Black Friday?

En los últimos años España se ha sumado a la celebración de esta jornada, una especie de rebajas durante 24 horas o incluso durante el fin de semana completo. Los comercios a nivel global celebran el arranque de la campaña navideña con descuentos, promociones y ofertas para sus clientes.

Así, el viernes 29 de noviembre millones de consumidores adelantarán sus compras navideñas para aprovechar estos descuentos y ahorrar en los regalos de amigos y familiares. De hecho, un estudio elaborado por Privalia asegura que el 75% de los españoles aprovechará los descuentos del Black Friday.

Gracias a las ventas de los últimos años, muchas de las empresas dedicadas al comercio han tomado la decisión de aumentar las 24 horas del Black Friday al día anterior o, incluso, durante todo el fin de semana. De hecho, el lunes posterior se celebra el Cyber Monday, especialmente relevante para el sector tecnológico, que este año tendrá lugar el 2 de diciembre.

En España el Black Friday se celebró por primera vez en 2011, momento en el que la normativa que regula las promociones y periodos de rebajas cambió, ofreciendo más libertad a los comercios. Hasta el momento, un calendario de descuentos establecidos obligaba por ley a las empresas dedicadas al comercio a no poder bajar sus precios fuera de lo permitido.

A día de hoy, la mayoría de empresas dedicadas al comercio, ya sean grandes superficies, marcas reconocidas o incluso el pequeño comercio, ofrecen numerosos descuentos de los que puedes beneficiarte. Marcas textiles, tecnológicas o de viajes ofertarán sus productos a un menor coste durante ese viernes.

El Black Friday en cifras

Según un estudio realizado por Privalia, un año más los productos de moda siguen siendo la opción preferida del Black Friday. De hecho, hasta un 72% de los encuestados señala la ropa como su primera opción de compra. La tendencia se confirma con los artículos del top 3 más buscados: zapatos (61%) y ropa de deporte (32%).

Por otro lado, la tecnología en su conjunto representa el segundo bloque que más ventas registrará, con especial relevancia de Amazon en este ámbito. Según el estudio citado, un 38% aprovechará el 29 de noviembre para comprar productos tecnológicos, ya sean ordenadores, móviles y tablets.

Además, el 33% de los españoles aprovechará el Black Friday para encontrar las mejores ofertas de escapadas (tanto románticas como familiares) y billetes de avión. Los relojes (14%) y las joyas (10%) son otros de los artículos que los consumidores comprarán aprovechando esta jornada de descuentos.

Sobre la intención de gasto, el estudio muestra que el 62% de los consumidores invertirán entre 100 y 300 euros, mientras que el 27% invertirá entre 50 y 100 euros. Estas cifras confirman el calado que está teniendo el Black Friday en la sociedad española, ya que estas cifras de gasto siguen la tendencia del año pasado.

Según el estudio de Privalia, el 89% de las personas que aprovechan las ofertas del Black Friday son mujeres. Esta gran mayoría se nutre principalmente de aquellas situadas entre los 40 y los 54 años, que representa el 61% de las consumidoras. En contraposición, se encuentran las mujeres mayores de 55 años (13%) y entre los 20 y 39 (26%).

Por comunidades, los canarios son los que más aprovechan esta jornada para adelantar sus compras navideñas. De hecho, un 89% de ellos aseguran que comprarán al menos un producto, seguidos por los habitantes de Castilla y León (81%), Castilla La Mancha (80%) y Andalucía (79%).

Este año servirá también para consolidar el cambio de tendencia en los dispositivos a través de los que se realizan las compras. Según los encuestados, el 67% de los consumidores accederá a las ofertas desde su teléfono móvil, seguidos del ordenador (46%) y la tienda física (23%). Una prueba clara de que el comercio online está por encima del comercio tradicional en un día como este.

La preferencia por el ecommerce ha cambiado también el momento en el que se realizan las compras, que se reparten homogéneamente a lo largo de todo el día. Durante la mañana es el momento preferido para un 36% de los consumidores, seguido muy de cerca de un 35% que opta por realizarlas por la noche antes de acostarse. Por último, un 28% de los consumidores prefiere hacer sus compras por la tarde, según el estudio de Privalia.