El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno, en el pleno del Congreso. EFE/Archivo El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno, en el pleno del Congreso. EFE/Archivo



A partir de ahora en España tenemos una versión propia y 'cañí' de la magistral obra literaria “Alicia en el país de las Maravillas", aquí tenemos ya 'Montoro en el país de las maravillas' que por su nivel literario jamás llegará a obra maestra pero que se convertirá sin duda alguna es en un manual de como un político miente descaradamente, vive al margen de la realidad y realiza afirmaciones hilarantes si no fuera porque detrás de lo que dice hay tragedias de paro y pobreza. La afirmación solemne que el ministro de Hacienda ha realizado en el Congreso de los Diputados durante la sesión de control es ya el colmo de la mentira y de la manipulación, resulta que los salarios de los españoles no han bajado sino que "moderan" su subida. Montoro ha indignado a la ciudadanía.

¡Rajoy presumió de la bajada de sueldos en Japón!
Estamos acostumbrados a que el PP disfrace las cosas, pero  el Gobierno está llegando a unos niveles insultantes. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su reciente visita a Japón presumió de la devaluación salarial española y la esgrimió como principal argumento para que empresas extranjeras vuelvan a invertir en España precisamente bajada de salarios: "los costes laborales unitarios en España se comportan mucho mejor que en otros países de la Unión Europea". Lo dijo ante empresarios japoneses y esa frase, junto a la de  que en el mundo  ya no se habla de recesión española sino que "ahora se habla de cuan grande será la recuperación", se llevaron todos los titulares. Montoro, con su optimismo galáctico, desmiente hasta a su jefe.

Y desmiente datos oficiales del INE
Si Montoro es capaz de desmentir al mismísimo Rajoy está claro que los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE) le importan un pimiento. El Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que los costes laborales en España (salarios más cotizaciones) llegan 9 meses consecutivos de descensos. Solo en el segundo trimestre de este año el coste salarial mensual descendió un 0,6% respecto al mismo período de 2.012, año que según el propio Gobierno fue el peor en todo.

Indignación dentro y fuera del hemiciclo
Pero además el ministro Montoro se permitió una exhibición de chulería ante la oposición. La pregunta se la había hecho el portavoz de Izquierda Unida, Cayo Lara, su respuesta provocó protestas de los diputados de toda la oposición y, ni corto ni perezoso, se puso a dar lecciones afirmando primero que "una cosa es bajar y otra moderar" y que "los salarios están creciendo pero moderadamente". Y no contento con eso añadió que estaba dispuesto a explicárselo a los diputados de la oposición "con una pizarrita". Fuera del hemiciclo dos colectivos que han sufrido importantes bajadas de sueldos como funcionarios y periodistas, también estaban indignados. Y la indignación corre como la pólvora por las redes sociales.

La guinda de las mentiras
Repasemos algunos ejemplos: la ministra de Sanidad, Ana Mato, afirma que no es copago tener que abonar 4,20 euros por envase de fármacos que solo se dispensan en el hospital para enfermedades graves. Y se queda tan ancha. El PP y el Gobierno desvinculan la subida de las pensiones de la inflación para que este año y los próximos queden  por debajo, pero según el Gobierno los pensionistas no perderán poder adquisitivo. El Gobierno ha dicho oficialmente que con la reforma de las pensiones se "ahorrará", como mínimo, 33.000 millones de euros pero ese 'ahorro' no va a costa de los pensionistas. Y se quedan tan panchos. El Gobierno y el PP dicen que no recortan los presupuestos en Educación y solo hay que ver lo que ha pasado con becas y libros de texto. Suma y sigue.