[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"27595","attributes":{"class":"media-image alignleft size-medium wp-image-256191","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"208","height":"300","alt":"El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, comparece durante una rueda de prensa ofrecida en Fr\u00e1ncfort (Alemania) hoy. EFE"}}]]El euro prosiguió hoy su caída, hasta situarse en el nivel más bajo en cuatro años, y aceleró la tendencia a la baja de los últimos días, en medio del impacto causado en los mercados por los próximos planes de acción apuntados por el presidente del Banco Central Europeo, MarioDraghi. A las 16.00 GMT, la divisa única se cambiaba en el mercado de Fráncfort a 1,2027 dólares, frente a los 1,2116 dólares de las últimas horas de la negociación europea de ayer.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,2043 dólares. La caída del euro en este primer día del nuevo año de actividad regular en los mercados consumó la tendencia a la baja con se había cerrado 2014, en que se apuntaba ya un descenso por debajo de la franja de los 1,21 dólares.

Lucha contra la inflación
En los ánimos de esta apertura de 2015 pesaron las declaraciones efectuadas por Draghi en el diario "Handelsblatt", alusivas a la necesidad de actuar ante los bajísimos niveles de inflación, así como de la perspectiva de mantener los tipos de interés a su actual mínimo histórico (0,05 %). Para la mayoría de expertos, estas declaraciones refuerzan la perspectiva de una muy pronta compra de deuda soberana, lo que hasta ahora se venía pronosticando podía ocurrir dentro del primer trimestre de este año. "Desde hace mucho los intereses son muy bajos y probablemente eso seguirá siendo así durante mucho tiempo", dijo Draghi a ese diario económico, e instó además a los gobiernos europeos a adelantar reformas estructurales.

Presión fiscal
Europa, según Draghi, tiene actualmente la carga fiscal más grande del mundo, lo que significa una desventaja competitiva, ante lo cual pidió que se aumenten las inversiones en investigación, ciencia, educación y tecnología digital y reducir carga fiscal. "La posibilidad de que no cumplamos con la meta de mantener la estabilidad de los precios es ahora mayor que hace seis meses", dijo Draghi, respecto a los bajos niveles de inflación, actualmente en el 0,3 % y por tanto muy alejados del objetivo "deseable" por el BCE del 2 %.

Compra de deuda
Por ello, Draghi insinuó que el BCE podría empezar a aplicar el programa de compra de títulos de deuda soberana y aseguró que se están adelantando los preparativos técnicos para "cambiar la velocidad, el alcance y la composición de nuestras medidas a comienzos de 2015".