Las empresas fintech son aquellas que aúnan tecnología y finanzas en una sola idea de negocio para ofrecer a los clientes alternativas novedosas de los servicios tradicionales. Su origen etimológico ya da las primeras pistas sobre la base en torno a la que giran estas nuevas empresas. Fintech es un acrónimo constituido a partir de los términos finance (fin) y technology (tech). 

¿Qué es una fintech?

Es una compañía financiera en la que la tecnología es la principal fortaleza y cuyo objetivo es el de agilizar y optimizar los procesos, la comunicación y la satisfacción de los clientes. 

Tipos de fintech o modelos de negocio

Las empresas fintech se dedican a la tecnología aplicada a las finanzas. Pero esta definición es muy amplia y, al mismo tiempo, se queda corta para abarcar todos los modelos de negocio que entran dentro de sus consideraciones. Por eso, se distinguen distintos tipos de fintech según el objeto: 

  • Préstamos y créditos
  • Trading o compraventa de acciones e instrumentos financieros cotizados en Bolsa. 
  • Pagos y transferencias
  • Alternativas de financiación
  • Tecnología Blockchain

Las fintech en España

En España, estas empresas tecnológicas cuentan tanto con detractores como con defensores. Los primeros las consideran una serie amenaza para los sistemas y entidades de financiación tradicionales. Para los segundos, son una potente herramienta de apoyo. 

La Asociación Española de Fintech e Insurtech (AEFI) agrupa a las principales startups  de este tipo entre sus miembros y es un claro reflejo del avance de estas compañías en el panorama nacional. 

Ejemplo: 

“El negocio de las empresas de finanzas tecnológicas, conocidas como ‘fintech’, se ha multiplicado por seis en los últimos dos años pasando de 35 millones de euros en 2014 a 205,5 millones en 2016, según los datos del Observatorio Sectorial de la consultora DBK”.