Persona física o jurídica que adquiere un paquete de acciones de una empresa para, posteriormente, lanzar una OPA hostil. Es la contraposición al Caballero Blanco. En ocasiones, este inversor infla los precios de los títulos adquiridos, con el objetivo de venderlos rápidamente y obtener un mayor beneficio. Al caballero negro también se le conoce como tiburón.

Ejemplo: 

“Un ejemplo de caballero negro es el multimillonario Carl Icahn. Una de sus operaciones más sonadas fue la compra de acciones de Yahoo, a las que infló el precio. Invirtió mil millones de dólares, adquiriendo más peso que los gestores de la compañía, y obligándoles a retomar las negociaciones con Microsoft”.