El Parlamento Europeo ha dado el visto bueno este martes a extender el conocido como ‘plan Juncker’ de inversiones públicas hasta 2020 y ampliar su dotación en 500.000 millones de euros para continuar con la recuperación económica.

De esta manera, la Unión Europea continua con la ruptura de las políticas de austeridad que marcaron los años de la crisis, fase que, en parte, inició el actual presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, cuando llegó al cargo en 2014 con el plan de inversiones que lleva su nombre.

Los elementos claves del texto legislativo, acordado entre la Cámara y los Estados miembros, y aprobado por el pleno del PE, son que el Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (EFSI, en inglés) se extenderá hasta 2020, con el objetivo de movilizar 500.000 millones de euros, aspirando a resolver fallos del mercado y financiar proyectos innovadores, con elevado perfil de riesgo, que tienen dificultades para encontrar financiación.

Los programas de inversión que se financien con él deberán impulsar la creación de empleo, particularmente entre los jóvenes, el crecimiento y la competitividad, entre los sectores prioritarios: energía, el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, la salud, la investigación y la innovación, el transporte sostenible, el sector digital y las industrias creativas.

Atajar la falta de financiación

El ponente de la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios, Udo Bullmann, de los socialistas alemanes, recordó que el ‘plan Juncker’ “se puso en marcha para atajar una falta de financiación en la economía europea de alrededor de 700.000 millones de euros. Queríamos mejorar el Fondo, modernizarlo y hacer que llegue a las regiones más necesitadas”.

El “EFSI es una historia de éxito”, señaló el ponente de la comisión de Presupuestos, José Manuel Fernandes, del PP portugués. “El acuerdo permitirá impulsar el crecimiento y seguir creando empleo. Ya se han movilizado 250.000 millones, creado 600.000 puestos de trabajo y más de 400.000 pymes han recibido apoyo”, agregó.

Resultados hasta la fecha

En noviembre de 2017,  según la Comisión Europea, este plan de inversiones había financiado con cerca de 50.000 millones de euros proyectos de toda Europa destinados a generar inversiones de más de 250.000 millones de euros.

Países

Financiación con cargo al FEIE (millones de euros)

Inversiones adicionales esperadas (millones de euros)

Alemania

5.020

21.752

Austria

930

2.821

Bélgica                

1.261

5.832

Bulgaria

355

1.586

Chipre

45

81

Croacia

186

741

Dinamarca

525

1.606

Eslovaquia

473

1.225

Eslovenia

59

490

España

5.156

30.812

Estonia

112

803

Finlandia

1.414

5.634

Francia

7.822

36.808

Grecia

1.643

5.529

Hungría

73

1.229

Irlanda

978

3.948

Italia

6.461

36.731

Letonia

182

615

Lituania

324

934

Luxemburgo

89

284

Malta

11

34

Operaciones trasnacionales

4.305

40.357

Países Bajos

2.350

8.368

Polonia

2.515

8.869

Portugal

1.893

5.450

Reino Unido

2.795

19.260

República Checa

547

2.481

Rumanía

326

1.078

Suecia

1.751

6.256

Total en la UE

49.604

251.611

Fuente: Comisión Europea (noviembre de 2017)

El fondo de inversiones

Las nuevas normas refuerzan el papel del centro de asesoramiento para inversiones que gestiona el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el cual deberá delegar, siempre que sea posible, la selección y supervisión de los proyectos más pequeños a entidades nacionales, como el Instituto de Crédito Oficial en España, mejor situadas para asistir en proyectos regionales, sectoriales y trasnacionales.

Del mismo modo, en caso de que las circunstancias excepcionales del mercado puedan poner en riesgo un proyecto, el BEI deberá, excepcionalmente, reducir el coste de la financiación.

El Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, de cuya gestión se encarga el Banco Central Europeo (BEI), se puso en marcha en 2015, por un periodo inicial de tres años, con objeto de movilizar al menos 315.000 millones de euros para inversión en la economía real. La Comisión Europea propuso extender su duración hasta el fin del actual marco financiero plurianual (diciembre de 2020), con el objetivo de inversión total de 500.000 millones ahora aprobado.