Economía
Edificio de la Seguridad Social
Edificio de la Seguridad Social

Las cifras de las pensiones en España

Hay cerca de los 8,7 millones de personas en España y de ellos, casi dos millones, cobran menos de 600 euros

Mié, 14 Mar 2018

Este miércoles se celebra en el Congreso, forzado por las movilizaciones de cientos de jubilados por toda España, un pleno monográfico sobre la situación y futuro del sistema de pensiones en España en el que Mariano Rajoy, así como el resto de grupos de la Cámara, deberán poner sobre la mesa, de una vez por todas, sus propuestas acerca de un tema tan importante.

Pero ¿cómo está actualmente el sistema de pensiones en España? Repasemos algunos datos básicos para entenderlo y poder tras el debate desenmascarar un poco mejor qué propone cada partido político.

Actualmente en España hay cerca de los 8,7 millones de personas en España cobrando una pensión y de ellos más de 5 y medio son jubilados, siendo la pensión mínima que perciben de 639 euros al mes para mayores de 65 años que no tengan cónyuges a su cargo. Así, la pensión media se sitúa en 1077,52€ al mes, y la máxima son 2.580€ al mes según datos del Ministerio de Empleo.

Volviendo a los 8,7 millones de pensionistas, 1,9 de ellos tienen una pensión menor a los 600 euros (a los jubilados se les compensa hasta alcanzar el mínimo antes señalado). Casi la mitad de los pensionistas que hay en España, 4,1 millones exactamente, cobran entre 600 y 1.000 euros al mes. Contando otros grupos, aproximadamente el 60% de los pensionistas está por debajo de los 1.000 euros mensuales.

Pese a estos datos, España tiene una de las tasas de remplazo más altas de la OCDE, es decir, la diferencia entre lo que se cobra con el último sueldo y con la pensión. En nuestro país es del 81,8% sólo superada por Italia y Austria, donde es mayor del 90%. Aunque, según las previsiones, en 2060, cuando se jubilen los que ahora entran al mercado laboral, sólo será del 50% según un informe reciente de la Comisión Europea.

Además de estos datos, es importante conocer que en España se dedica el 11,8% del PIB a pagar las pensiones, cuando la media en la Eurozona es un poco por debajo, un 11,3%.

El famoso IPC y el poder adquisitivo

El Índice de Precios al Consumo (IPC) mide a groso modo el coste de la vida. Hasta ser congeladas en 2011 por el Gobierno del PP, la subida de las pensiones se calculaba con respecto a este índice, para que los pensionistas no perdieran lo que se entiende como poder adquisitivo, es decir, liquidez para consumir. En ese momento el IPC era positivo, es decir el coste de vida aumentaba, y los pensionistas perdieron poder adquisitivo.

A partir de la reforma hecha por el PP en 2012, se blindó una subida mínima de las pensiones del 0,25%. Entre septiembre de 2013 y el mismo mes de 2016 el IPC, en casi todos los meses, estuvo por debajo de este porcentaje, según datos del INE, por lo que los pensionistas, lejos de perder, ganaron poder adquisitivo siendo el grupo menos perjudicado en los años de crisis y gracias a los cuales muchas familias pudieron subsistir.

El problema a partir de entonces que la recuperación económica se fortalece es que el IPC vuelve a estar por encima del 0,25% pero esto no es acompañado por un mayor aumento de las pensiones. Por tanto, aunque las pensiones suban el mínimo legal, los pensionistas sí pierden actualmente poder adquisitivo. Este mismo martes hemos conocido que en febrero los precios se colocaron en el 1,1% interanual, cinco décimas por encima de la subida de precios de enero, que fue del 0,6%.

La situación actual de la Seguridad Social

Los datos tampoco mienten en este caso y muestran que, por séptimo año consecutivo, el Sistema de la Seguridad Social se encuentra con un déficit anual superior al 1% del PIB, lo que ha obligado al Gobierno a hacer uso del Fondo de Reserva, la popularmente conocida como hucha de las pensiones.

Zapatero dejó en el Fondo 70.000 millones de euros sin sacar ni un euro durante la crisis. No fue hasta la llegada de Rajoy cuando se empezó a usar sacando de él hasta 74.437 millones en total.

En estos momentos (con el descenso del paro), los pagos mensuales de las pensiones se financian prácticamente con lo que se ingresa en el mes por cotizaciones de trabajadores, pero no para pagar las pagas extra. Por ello, y para no dejar a cero la hucha, el PP ha optado por que la Seguridad Social pida un crédito de 4.200 millones al Gobierno vía Presupuestos Generales del Estado, aumentando así el déficit total del Estado.

Ingresos y gastos del sistema de pensiones contributivas de la Seg. Social - Estudios sobre la Economía Española - 2018/05 FEDEA

Esta situación de sostenimiento del sistema se agrava si tenemos en cuenta el cambio en la pirámide de población española, lo que se traduce en que la Seguridad Social tiene hoy un millón menos de cotizantes y un millón más de pensionistas. Por esto, la relación cotizantes/pensionistas ha empeorado bruscamente hasta situarse en un 2,3, la ratio más baja desde 1999.

 

Alejandro Godoy es redactor de El Plural