Varias mujeres pro abortistas que asistían a la sesión de control al Gobierno como público han interrumpido el pleno del Congreso mientras intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardon, y han sido expulsadas después de que se hayan desnudado de cintura para arriba gritando: "aborto es sagrado". EFE Varias mujeres pro abortistas que asistían a la sesión de control al Gobierno como público han interrumpido el pleno del Congreso mientras intervenía el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardon, y han sido expulsadas después de que se hayan desnudado de cintura para arriba gritando: "aborto es sagrado". EFE



Poco ha tardado la protesta de Femen en causar el efecto deseado: molestar. La columnista de ABC, Edurne Uriarte, se ha lanzado veloz sobre su blog para tildar de “espectáculo machista” el de “las strippers de Femen”, que ha comparado con “una revista o película erótica”. Habla Uriarte del “bochorno” que producen estas protestas en “las mujeres españolas”. Suena curioso viniendo de alguien que hace unas semanas se autodenominaba “Barbie complementos” y mostraba su desazón porque un guapo camarero le hubiera manchado su “bolso de Gucci”.

“Los sucesivos shows montados en el Congreso por los propios parlamentarios de la izquierda no podían más que empeorar. Y lo han hecho, con el espectáculo machista montado por las strippers de Femen para bochorno de las mujeres españolas y de todos los demócratas”, arranca Uriarte en su blog..

“Una revista o película erótica”
“Espectáculos que consisten en todas sus apariciones en lo hecho hoy en el Congreso, en desnudos montados con una estética muy semejante a la de una revista o película erótica”, continúa la tertuliana, expareja del ministro Wert, y añade “a falta de portadas en Interviú, las chicas de Femen se lo montan en espacios políticos como éste”.

El bolso de Gucci
Por lo visto, se ayuda más en la lucha contra el machismo escribiendo artículos como el que publicó el pasado mes Edurne Uriarte en Mujer hoy, donde hablaba de como un “muy guapo” camarero le había derramado “¡una copa entera de vino! encima de mi último bolso de Gucci”. Entre sus desvaríos sobre cómo la belleza de sus bolsos “compite con un jarrón o con una escultura”, Uriarte también mencionaba que sentía “compasión por los hombres ,por lo complicado que es para ellos llevarlos, a no ser que seas gay y puedas hacerlo sin que te miren mal”.

Barbie Complementos
Pero la guinda estaba por llegar: “Pertenezco es ese grupo de mujeres que una amiga mía llama Barbie Complementos. Y lo asumimos encantadas, nos divertimos siendo Barbies Complementos, no lo vamos a negar, aunque a veces nos critiquen por ello”. Mucho mejor esta imagen de mujer que la que han dado hoy “las strippers de Femen”,  dónde va a parar.

“Enseñar para molestar”
Lara Alcázar, fundadora de Femen España, ya respondía este verano desde las páginas de El País a quienes como Uriarte critican su semidesnudez. “Cuando mostramos nuestro cuerpo se crea una tensión. Supone llevar la contraria a lo que la sociedad patriarcal quiere. “Al mostrar su cuerpo, ¿no da la razón a quien ven a las mujeres como objetos decorativos?”, le preguntaba el periodista, a lo que contestó: “Bien, esta pregunta me la hacen recurrentemente. No, la diferencia radica en que escoges cuándo enseñar tu cuerpo para molestar. Tengo el control sobre él y lo muestro como pancarta”. Desde luego, a Uriarte si le ha molestado.