Petra Laszlo, la reportera húngara que pateó a varios refugiados cuando huían de la Policía húngara



Muchos siguen preguntándose los motivos que llevaron a Indira García a involucrarse en la manipulación de la agresión de la reportera húngara sobre refugiados sirios a través de los comentarios realizados en la noticia emitida en los informativos matinales de TVE. La clave de todo esto puede hallarse en las inclinaciones políticas de la editora de los espacios de noticias de la mañana en la televisión pública.

Se da la circunstancia de que Indira García trabajó en el Canal Extremadura, medio público de aquella comunidad autónoma, cuando José Antonio Monago llevaba el bastón de mando.En concreto, García fue directora de Informativos de TeleMonago. 

Pagar favores
Sin duda alguna, el Partido Popular, a la vista de lo ocurrido en algunos medios de comunicación, paga los 'favores' políticos de quienes les han cuidado en periódicos, radios y televisiones. Parece ser este el caso de Indira García, quien llegó a los Informativos de TVE después de que Monago perdiese en Extremadura.

[youtube]https://youtu.be/hHTt1Q1W_CE[/youtube]

Los periodistas que trabajan para los populares saben que el 'trabajo bien hecho' tiene su recompensa. De ahí que en los últimos meses desde las municipales, se haya producido un trasvase (hasta donde lo permiten los pactos de Gobierno) de profesionales de unas regiones a otras o de los gabinetes de comunicación de instituciones públicas a medios privados de la misma 'cuerda ideológica'.

Redacciones paralelas
El leitmotiv del PP a la hora de actuar en los medios bajo su control es siempre el mismo. En primer lugar nombra a un responsable claramente partidario y partidista; a continuación, este elige a su guardia pretoriana que se encarga, a su vez, de seleccionar la conocida ya como “redacción paralela”. Lo último, claro está, es inicar la manipulación informativa.

A lo largo de los años se ha repetido este guion en diferentes lugares y con medios públicos: Madrid, Valencia, Galicia, Extremadura, Castilla-La Mancha, etc. Un ejemplo significativo lo contábamos en ELPLURAL.COM. Lo protagonizó un periodista que trabajó en el canal autonómico de Castilla-La Mancha mientras Dolores Cospedal fue presidenta. Con la llegada del socialista García Page a la Junta, el citado periodista le responsabilizó de su despido. Eso sí, nada más dejar la televisión pública dio las gracias ¡al PP y a Cospedal!.

Indignación
Con motivo de lo ocurrido con Indira García, la redacción de informativos de TVE reaccionó tal y como viene haciéndolo desde que Gundín -y antes Somoano- se hizo con la dirección del departamento, es decir, con ese concepto de “rigor y pluralidad” que solo él y su séquito comprenden.

De este modo, y bajo la bandera del hashtag #Yonomanipulo, mostraron en las redes sociales su malestar por la burda y chabacana forma de modificar una noticia que, a la vista de las imágenes, es simplemente imposible de cambiar.

La duda que surge alrededor de la actitud de Indira García es qué buscaba con esa manipulación porque con la locución paralela, desde luego, si lo que perseguía era echar una mano al PP, ha dejado al partido del Gobierno a una altura xenófoba difícilmente superable.