La elecciones municipales están a la vuelta de la esquina y hay que aprovechar cualquier momento para hacer campaña. Ello es lo que debió pensar el candidato del PP por la localidad cordobesa de Albendín, pedanía de Baena, Juan Antonio Malagón, cuando ni corto ni perezoso se grabó un vídeo a sí mismo al mismo tiempo que conducía su coche con destino a su trabajo.

Lo graba en el coche y luego lo cuelga en su Facebook
Según informa el diario digital cordobés "Cordópolis", el vídeo de tres minutos y 19 segundos lo ha colgado en su perfil de Facebook hacia el mediodía de ayer lunes y podía verse ahí. El vídeo fue retirado de la red social minutos después de que saltase a los medios de comunicación.

"Me da menos vergüenza"
“Voy a aprovechar que estoy solo y así me da un poco menos de vergüenza”, ha señalado mientras estaba al volante y miraba de vez en cuando a la cámara del móvil, situada en el salpicadero. Tras presentarse y recordar que es el candidato del Partido Popular para Albendín, Malagón ha comenzado un discurso político en el que se ha marcado como principal meta, “crear empleo, ese es el único objetivo que me voy a fijar”.

El coche tiembla
Relata el medio cordobés que mientras el motor no deja de sonar y la imagen de temblar por la circulación del coche en la calzada, el candidato desgrana parte de su programa político prometiendo “más empleo directo para las mujeres e indirecto para los hombres”. Y eso cómo se consigue, se pregunta el candidato conductor. “Eso no se consigue diciendo vamos a arreglar las calles o vamos a hacer un edificio. No, eso no crea empleo, está muy bonito, pero eso lo veo yo como un deber del Ayuntamiento. Pero yo quiero llegar aún más lejos”, señala.

Se pregunta y responde
¿Y dónde quiere llegar? “Yo quiero llegar a experimentar el sentimiento, que es muy bonito, de que te digan ‘estamos contentos, la vida nos ha cambiado, esto es lo que Albendín necesitaba’. Y eso lo vamos a conseguir de manos de una iniciativa privada para la que yo voy a ser el primero que se va a embarcar. Para crear empleo directo en Albendín”, insiste antes de mirar a izquierda y derecha mientras sigue conduciendo en lo que parece un cruce.

Aprieta el acelerador
El vídeo termina con el motor del coche acelerando y la promesa de que “tengo muchísimo que ofrecer sin pedir nada a cambio”. Mientras señales de tráfico, arbolado y viviendas siguen pasando por la ventanilla del conductor, Malagón se despide afirmando que espera el voto de sus vecinos y deseando verles pronto. Una de sus manos aparece en pantalla haciendo el gesto de adiós.

Hacia las ocho de la tarde del lunes, unas cinco horas después de que el candidato subiese su vídeo, 24 personas habían marcado en Facebook que les gustaba, se había compartido dos veces y se habían escrito 14 comentarios. Ninguno hacía referencia al coche o a la carretera.