La federación de izquierdas recupera en su programa para el 22-M elementos del pacto con los socialistas que la ruptura del gobierno y las reticencias políticas de sus socios impidieron materializar, pero también incorpora otras novedades como la creación de una consejería específica de la mujer. Su coordinador Antonio Maíllo ha este lunes hablado de propuestas concretas pero también parece haber lanzado sutiles reproches a Podemos. Izquierda Unida "no es neutral", ha dicho. ¿Es un mensaje contra el 'no somos de izquierdas ni de derechas' que esgrime Podemos? Tal vez. Las críticas de IU a la formación de Pablo Iglesias son tan de guante blanco que no impere es fácil identificarlas.  IU-CA concurre a las elecciones andaluzas del 22 de marzo con un programa político que aspira a la "transformación social y económica" de la región a través de propuestas como la creación de una "banca pública" y un "banco de tierras", la promoción de un "plan de transición energética" en favor de las renovables, la implantación de una "renta básica" ciudadana, medidas para garantizar el suministro de agua y electricidad a las familias desfavorecidas, una "reestructuración de la Consejería de Empleo de la A a la Z" y la creación de una "Consejería de Mujer". Se trata de los principales aspectos desgranados por el coordinador general de IU-CA y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo, a la hora de presentar este lunes en Sevilla el programa electoral de su fuerza política. El programa de IU-CA, en sus propias palabras, aspira a la "transformación social y económica de Andalucía" a base de propuestas "sin medias tintas", porque IU-CA no es "neutral" y se sitúa junto a las la clase trabajadora, las familias, los jóvenes, las mujeres, o los autónomos. El líder de IULV-CA ya adelantó el pasado lunes cuáles serían las cinco medidas que impulsaría en su primer mes como presidente de la Junta, entre las que se encuentran la creación de una banca pública por decreto ley y garantizar los suministros vitales a la población desfavorecida. Las otras tres consistirían en la puesta en marcha de un banco público de tierras, vinculado a la Ley Integral de Agricultura; reforzar el profesorado de Educación Secundaria con 1.500 nuevas plazas para el próximo curso, y modificar las partidas presupuestarias de derivación a la sanidad privada. Como se recordará, IULV-CA se comprometió tras la ruptura "unilateral" del acuerdo de Gobierno por parte del PSOE-A a incluir en su programa electoral todas aquellas leyes y medidas que estaban recogidas en el acuerdo programático y que habían quedado "en la cuneta". Asimismo, cabe destacar que las medidas transversales que centrarán la campaña electoral de IULV-CA serán el empleo y la defensa de los servicios públicos de educación, sanidad y servicios sociales frente a cualquier tipo de privatización.