Maria León recibiendo el Goya  de "La Voz Dormida" Marina León recibiendo uno de los tres premios 'Goya' 2012 otorgados a la película "La Voz Dormida"



"Comparto el premio con Pepita Patiño, que tiene 88 años y vive en Córdoba. A ella y a todas las pepitas del mundo, por ser mujeres que han aprendido a perdonar pero no olvidan". Con esa frase, al recoger uno de los premios Goya con los que fue galardonada la película "La voz dormida" de Benito Zambrano basada en la novela de Dulce Chacón, la actriz María León homenajeaba a una de las personas en las que se había basado la obra, la cordobesa Pepita Patiño que hoy ha fallecido en un hospital a los 91 años de edad tras sufrir una larga enfermedad.

Enlace con los maquis
Pepita Patiño sirvió de enlace con las maquis y su novio Jaime con en que apenas pudo compartir diez años. Hasta su fallecimiento ha vivido en una residencia de ancianos de la capital cordobesa. Pepita conoció a Dulce Chacón tras recabar historias sobre las mujeres que sufrieron la Guerra Civil y el franquismo. En 2002 publicó su historia. Dulce Chacón falleció en 2003, al poco tiempo de después de publicar su obra.

la_voz_dormidaPeriplo por las cárceles franquistas
Patiño conoció a su novio, militante comunista, en 1940 en la sierra de Córdoba. Poco después de iniciar su noviazgo, Jaime Cuello, fue detenido por la Guardia Civil y encarcelado posteriormente tras torturas y duros interrogatorios que duraron más de un mes. Ingresado en la cárcel de Córdoba, no obtuvo la libertad hasta 196.

Le siguió y esperó hasta su puesta en libertad
En todos esos años y tras su periplo carcelario en las prisiones franquistas de Córdoba, Burgos y Madrid, Pepita no dejó de seguirle y esperarle. Tras un indulto por la muerte del Papa Juan XXIII, Jaime salió en libertad aunque no pudo ver llegar la democracia por la que luchó sacrificando su propia libertad. Ella siempre justificó su muerte porque "le habían dado muchos palos...Eso le dejó cicatrices. Lo pasó muy mal". En realidad su paso por la cárcel así como el maltrato recibido provocaron en Jaime que su salud fuera muy delicada.

Luchadora contra Franco
Mujer valiente,durante los largos años en que su novio estuvo prisionero en distintas cárceles franquistas, ella trabaja en distintas casas. Pero también arriesgó sirviendo de enlace con los guerrilleros de la sierra de Córdoba y ayudaba a otros presos políticos y sus familiares aportándoles ropa y alimentos. Patiño se hizo muy amiga de las actrices de la película María León e Inma Cuesta, que la visitaron en la residencia de ancianos cordobesa. Lo que el franquismo, la represión y la dictadura no pudo, lo ha conseguido la fuerza de la naturaleza. Pepita, ‘La voz dormida’, calla y descansa para siempre. DEP