Carmen López, la concejala de Ciudadanos en Castilleja de la Cuesta (Sevilla) que pidió billetes de avión para acudir a los plenos desde su casa en Chicago y además planteó intervenir por videoconferencia desde su residencia en Estados Unidos, tendrá que hacerlo a la manera tradicional, presencialmente. No está dispuesto el consistorio sevillano a abonar gastos tan enormes por el hecho de que la edil haya cambiado su residencia allende de los mares. Tampoco lo va a hacer a su segunda petición, la de participar en los debates plenarios vía videoconferencia por las mismas razones presupuestarias.

Alto coste de la videollamada
López no podrá intervenir en el pleno del próximo miércoles "por el alto coste de una videollamada". Desde el Ayuntamiento de la localidad sevillana se le ha indicado que la petición de la edil de intervenir a través de internet "es excesivamente alto", por lo que se ha desestimado, igual que en su día se negó que se vaya a dedicar presupuesto a facilitarle los viajes en avión, tras desplazarse a Chicago por motivos profesionales de su marido.

Solo sabe ella de los temas de pleno
El pleno, previsto para las 9:00 horas del próximo miércoles, es de carácter extraordinario, y servirá para aprobar, en un único punto, la cuenta general del presupuesto municipal de 2014. La edil había destacado la importancia de estar representada en este Pleno, ya que aseguró ser la única "con conocimientos suficientes" para debatir sobre esta cuestión. Se trata del primer pleno que se convoca en Castilleja de la Cuesta una vez que se conoce la noticia del desplazamiento a Chicago de Carmen López, y su ausencia hará que Ciudadanos no tenga representación en el Pleno, al ser la única edil de este partido tras las últimas elecciones municipales. Ciudadanos anunció que le abría expediente a su edil y ella cargó duramente contra su partido y contra el propio Albert Rivera.

Solicitud de pago viajes
Como informó ELPLURAL.COM, López solicitó que se le pagase el vuelo desde Chicago a Sevilla para acudir a plenos y reuniones. Lo más sorprendente de esta surrealista situación es que la edil, que quiere seguir ejerciendo sus tareas municipales desde EEUU, pretendía que el Ayuntamiento de Castilleja le pagase cada mes el billete de avión para asistir a los plenos. La concejal de Ciudadanos también planteó que pretendía cumplir con su obligación de acudir a los plenos del ayuntamiento y a las reuniones en las que fuera necesaria su asistencia. Eso si, advertía de la imposibilidad de pagar de su bolsillo los viajes en avión desde Chicago a Castilleja por lo que debía ser el presupuesto municipal quien lo sufrague. Así le fue solicitado también por escrito al secretario del Ayuntamiento.