Izquierda Unida ha recurrido ante la Junta Electoral de Andalucía el cara a cara entre Susana Díaz y Juan Manuel Moreno incluido en el plan de cobertura de la campaña electoral del 22-M presentado por Televisión Española, según han confirmado a andalucesdiario.es fuentes de la coalición. El Partido Socialista también ha recurrido esta semana la programación electoral de RTVE, a cuya dirección territorial en Andalucía acusó, un poco forzadamente, de intentar “condicionar la autonomía de las formaciones políticas”. IULV-CA está en líneas generales de acuerdo con el plan de campaña aprobado por Televisión Española, pero rechaza su punto más controvertido: la celebración, el próximo 9 de marzo, de un debate entre los líderes del PP y el PSOE. La coalición que encabeza Antonio Maíllo entiende que esa propuesta lesiona sus intereses y no respeta la pluralidad del Parlamento de Andalucía, donde ella es tercera fuerza política. COMO EN 2012... Las fuentes de IU recordaron que ya en 2012 fue recurrida la previsión de Canal Sur de celebrar un debate entre el socialista José Antonio Griñán y el popular Javier Arenas, si bien finalmente no tuvo lugar porque el presidente del PP –muy por delante del PSOE entonces en todas las encuestas– lo rechazó. Arenas tampoco acudió al debate a tres con Chaves y el líder de IU, Diego Valderas. Tres años después, los papeles de PP y PSOE parecen haberse intercambiado. Ahora, quienes se hacen los remolones son los dirigentes socialistas, reticentes a la celebración de un debate entre Susana Díaz y Moreno Bonilla que, en principio, calculan que beneficiaría a un líder popular situado por detrás de Díaz en popularidad e intención de voto. En IU no están muy convencidos de que la Junta Electoral andaluza vaya a darles la razón, pero han expuesto su disconformidad con el plan de RTVE en consonancia con lo hecho en convocatorias anteriores. ...Y COMO EN 2011 Izquierda Unida ya registró en 2011, con motivo de las elecciones generales del 20 de noviembre, un escrito ante la Junta Electoral Central por el que recurría la emisión del cara a cara pactado entre los candidatos del PSOE y PP, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy en una cadena privada. La coalición proponía entonces “suspender la emisión del debate anunciado para el día 7 de noviembre entre los candidatos del PSOE y del PP”, o, en "caso de no resultar estimada la anterior solicitud”, abrir el debate a la participación del candidato de IU en tanto que tercera fuerza política de ámbito estatal. Su recurso no prosperó y el debate, finalmente, se celebró. En su escrito ante la Junta Electoral autonómica IULV-CA no llega a proponer específicamente la suspensión del cara a cara, sino que simplemente expresa su descuerdo con el mismo. Sería, en todo caso, bastante excepcional que la Junta Electoral optara la suspensión del cara a cara.