El Consejo Audiovisual de Andalucía ha admitido a trámite una queja del sindicato CCOO contra las cuñas que el Cabildo Catedralicio de Córdoba emitió en la Radio Televisión de Andalucía (RTVA) antes de Semana Santa. Así, investigará si, como denunciaba CCOO, se vulneraba con la emisión de las cuñas el código de conducta comercial de la RTVA, entidad audiovisual pública de Andalucía. El Consejo Audiovisual ha tomado esta decisión en su última reunión, pero no ha sido unánime. Contra la investigación han emitido un voto particular tres consejeros, propuestos por el PP, entre los que destaca el de Isidro Cuberos, que sigue siendo miembro de esta entidad pese a estar imputado en la instrucción del caso Gürtel y su derivación en el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) en una pieza separada que instruye la Audiencia Nacional. CCOO tachó de “imprudente e irregular la emisión de publicidad -pagada por el Cabildo de Córdoba- que contiene explícitamente un mensaje de adoctrinamiento y evangelizador de la audiencia y que reivindica la condición exclusivamente católica de la Mezquita Catedral, en pleno debate público sobre su uso y titularidad”, según la queja que envió al Consejo Audivisual. El sindicato considera que la Radio y Televisión Pública de Andalucía debe ser “extremadamente escrupulosa a la hora de contratar publicidad o de programar eventos religiosos o ideológicos”, pues debe preservar los valores constitucionales de pluralidad e imparcialidad, establecidos en el Estatuto de Autonomía para Andalucía. El código comercial de la RTVA establece que “no admitirá comunicación comercial relativa a la difusión de ideas filosóficas, religiosas o políticas, salvo lo dispuesto en el régimen especial previsto durante las campañas electorales” y tampoco “que cuestione convicciones religiosas o políticas o supongan discriminación”.