Otro miembro destacado del PP que reconoce haber cobrado sobresueldos del Partido Popular. El presidente provincial del PP de Jaén, senador y alcalde de la capital, José Enrique Fernández de Moya, estuvo recibiendo sobresueldos de su partido como emolumentos complementarios a los que recibía como portavoz en la Diputación, concejal del Ayuntamiento y profesor de la Universidad se catalogaban en el partido como “retribuciones y dietas”.

Otro más en la lista de los "beneficiados"
Fernández de Moya se suma así a la lista de dirigentes nacionales del PP que reconocen haber cobrado sobresueldos o a los que los papeles de Bárcenas señalan como receptores de esta singular fórmula de complementar sueldos ya de por sí cuantiosos. Además el alcalde y presidente del PP de Jaén reconoce así la información publicada ayer por El País desvelando este hecho.

Varios sueldos y emolumentos
Dicha información detallaba que Fernández de Moya cobró en marzo de 2002, 1.803 euros brutos mensuales como presidente del PP. Además, como concejal del Ayuntamiento, aparte de los 120 euros por cada asistencia a plenos, comisiones y consejos de administración, percibía 601 euros, también brutos, del Grupo Popular Municipal, como el resto de concejales del PP. Todos esos pagos estaban sujetos a una retención del 18 por ciento de IRPF.

Un total muy importante de ingresos de hace una decena de años
Estas asignaciones se sumaban a su sueldo en la Diputación Provincial de Jaén como diputado y portavoz, que ascendía a 1.754 euros brutos al mes -euros de hace una decena de ellos casi- , más lo que recibía como como profesor asociado contratado del Departamento de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad de Jaén (UJA). En total 4.158 euros brutos al mes, sin contar la asistencia a plenos y comisiones y el sueldo como profesor universitario.

Férnández de Moya lo reconoce
El propio presidente del PP, Fernández de Moya, reconocía ayer estos pagos alegando que desde el 9 de noviembre de 1996, cuando asumió la secretaría general del PP de Jaén, y hasta el 1 de agosto de 1999, en el que se convirtió en portavoz del Grupo Popular en la Diputación jiennense “no cobró ni un euro” de su partido. Después,  hasta abril de 2004 reconoció haber percibido los ‘sobresueldos’, todos fiscalizados ante la Hacienda pública. A partir de mayo de 2004, una vez que tomó posesión de su escaño como parlamentario andaluz, sólo recibió los 601 euros como concejal del Ayuntamiento hasta el 1 de abril de 2007.

Para los socialistas esos ingresos son “inmorales e indecentes”
El secretario general del PSOE local, Manuel Fernández, pidió ayer al alcalde la asunción de responsabilidades políticas por este caso. “Estas actuaciones son absolutamente inmorales, indecentes, obscenas. Un timo político impropio de un administrador público que quedaría invalidado, de confirmarse, para el gobierno de la ciudad”, dijo Manuel Fernández.