IU denuncia que, a pesar de que el entonces alcalde José María Fernández firmó un decreto para renunciar oficialmente al coche oficial y lo vendió “a bombo y platillo”, C’s sigue haciendo uso del mismo, lo que para la federación de izquierdas “es una tomadura de pelo más a la ciudadanía y la prueba de que el partido de Albert Rivera ha venido a regenerar al PP, en ningún caso la democracia”. La coalición de izquierdas en el municipio sevillano de Espartinas, localidad de 15.000 habitantes donde Ciudadanos gobierna gracias a un pacto con el PSOE, recuerda que “la primera resolución aprobada era la renuncia al coche oficial tanto del primer edil como del resto de sus concejales, y así apareció en todos los medios de comunicación en el juego demagógico al que nos tienen acostumbrados desde esta formación política”, afirma José María Calado, líder de IU en este municipio sevillano. IU dice tener fotografías “hechas por vecinos que nos las han enviado” en las que se puede observar a José María Fernández, el exalcalde que dimitió hace unas semanas por una imputación por irregularidades administrativas y que ahora es concejal raso, montado en la parte de atrás del vehículo marca Citroen , modelo C-5 y con el mismo número de matrícula que el coche que, con fecha 15 de junio de 2015, apareció en una resolución de alcaldía firmada por el mismo Fernández y en la que se renunciaba al uso del coche oficial, lo que afectaba “a todos los componentes de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Espartinas”, según reza el citado documento. Tras la dimisión como alcalde de José María Fernández, que anunció que también entregaría su acta de concejal aunque finalmente no lo ha hecho, le sustituyó en el cargo Olga Hervás, igualmente de Ciudadanos. Fernández ha pasado a ser un concejal raso, aunque desde IU se sospecha que es el “alcalde en la sombra”.