Miércoles, 23 de Abril de 2014
rss
Enric Sopena
22/04/2014

El candidato del PP puede estar 'contaminado', según no pocos indicios y muy lejos de cómo nos lo habían 'vendido' los cantores del coro 'genovés'

Jordi García-Soler
22/04/2014

Asistí, hace ya muchos años, a un par de corridas de toros, y no sentí lo que sienten los buenos aficionados, algunos de ellos amigos míos que son personas de bien, sensibles y en no pocos casos artistas o intelectuales

Ion Antolín
22/04/2014

Después de la terrible experiencia de Yugoslavia, parece que la Unión Europea no termina de comprender cómo funcionan muchos de los países que se encuentran en sus aledaños.

Enric Sopena
21/04/2014

Los toros simbolizan la esencia de España, proclama la patriota

Antonio Miguel Carmona
21/04/2014

Es infame que, después de la contrarreforma de pensiones de Rajoy, a muchos se les haya olvidado que son precisamente nuestros mayores los que soportan el esfuerzo de sostener a muchas familias

José García Abad
21/04/2014

España ha dejado de ser un país industrial, pero no de forma positiva, como si transitáramos a la era postindustrial, de alta tecnología, sino como una desgracia, como pérdida de riqueza.

Marc Llorente
22/04/2014

Sale Aguirre a la plaza, vestida de luces, aunque tenga pocas luces, y haciendo el paseíllo reglamentario. Esgrime un capote, made in Génova, y muestra a los aficionados una pancarta donde se puede leer: “Los que quieren acabar con la fiesta son unos malandrines”

Rafael Fernando Navarro
21/04/2014

Los viejos siempre han sido un compendio de méritos hasta el punto de que en ciertas fases de la historia han sido dignos del respeto de la tribu y disfrutaban de una autoridad que les otorgaba su personal vivencia

Alberto Requena
20/04/2014

Marc Llorente
17/04/2014

El padre Rajoy se pone al frente de la procesión con su bastón de mando

Alex Vidal
15/04/2014

En el siglo XVI, el médico y filósofo castellano Gómez Pereira desarrolla su teoría del "automatismo de las bestias"

María Dolores Amorós
14/04/2014

Pero aquella II República, con sus vaivenes y sus tropiezos, fue un oasis en medio de tanta caspa y opresión al pueblo