Sociedad

Rouco se convierte en ‘okupa’ y se niega a dejar su residencia en el Arzobispado de Madrid

El cardenal, víctima de los vicios mundanos, se reserva las dependencias destinadas al arzobispo y habilitará la planta baja para su sucesor

13
Jue, 28 Ago 2014

Monseñor Rouco Varela en una foto de archivo. Foto: Conferencia Episcopal



Decepciona ‘descubrir’ que Rouco Varela, el cardenal que ha dado lecciones de moralidad a los madrileños y ha influido en la política en
espinosos temas bajo el ala del PP, también sucumbe a los vicios mundanos y se niega a abandonar su residencia oficial como arzobispo de Madrid. Muchos recordarán ahora que en el verano de 2012 el arzobispo pidió la intervención de policías para desalojar de la Catedral de la Almudena a un grupo de desahuciados que protestaban por la pérdida de sus viviendas.

Quería celebrar San Isidro 2015 como arzobispo
Rouco no pensaba abandonar el episcopado tan pronto, y había asegurado a sus colaboradores que “el 15 de mayo de 2015 celebraría San Isidro como Arzobispo de Madrid”, según fuentes cercanas al cardenal, citadas por Infovaticana.com.

Su sueño de "arzobispo en la sombra" se desvanece
El cardenal está encajando mal su relevo y, también, que Francisco no haya hecho caso a su candidato para sustituirle, el obispo auxiliar de Madrid Fidel Herráez, con el que tendría garantizadas concesiones tras su jubilación, además de seguir maniobrando como “arzobispo en la sombra”. Como ya informó ELPLURAL.COM, el Papa optó por el arzobispo de Valencia, Carlos Osoro, que está más en sintonía con su espíritu aperturista.

Un 'okupa' en el Arzobispado
Según las mismas fuentes, Rouco Varela ya tiene decidido ‘okupar’ la residencia oficial de la que ha gozado como arzobispo de Madrid, por lo que habilitará unas dependencias para su sucesor en la planta baja, pero él continuará ocupando las dependencias reservadas para el arzobispo de turno. Además, mantendrá un coche con chófer.

La filtración del ultracatólico Fernández Díaz
El Vaticano habría aprovechado el viaje de Rouco a Alemania, la segunda quincena de este mes, para informar al Gobierno del nombre del sucesor de Rouco, Carlos Osoro, arzobispo de Valencia. Se pidió discreción hasta hoy, 28 de agosto, cuando la Santa Sede propuso que se hiciera oficial, como finalmente se ha hecho, pero la incontinencia verbal del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que lo filtró a sus amigos del Opus Dei, confirmó el relevo, del que ya se hablaba.

Su aniversario como arzobispo en la Almudena
El cardenal había pedido que se retrasase el anuncio oficial hasta el 8 de septiembre, por su viaje a Alemania, un deseo no cumplido. Al parecer se le habría concedido ya la gracia de celebrar su vigésimo aniversario como Arzobispo de Madrid el próximo 22 de octubre en la Catedral de la Almudena.