Política

Los colegios tienen que abrir en Cataluña para que miles de niños puedan comer

El defensor del pueblo reclama una acción urgente para salvar a 50.000 menores bajo amenaza de malnutrición, y Mas pasa el problema a los ayuntamientos

0
Mar, 6 Ago 2013

Niños en el comedor de un colegio público EFE/Archivo



La situación es dramática y propia de países subdesarrollados, pero ocurre dentro de nuestras fronteras. Niños que no tienen garantizada una comida completa y caliente en todo el día. En Cataluña, 50.000 menores sufren privaciones alimentarias o malnutrición, según un duro informe del Síndic de Greuges, Rafael Ribó, que pide a la Generalitat, a los consejos comarcales y a los ayuntamientos que actúen de manera coordinada y urgente para garantizar lo que es un derecho de los menores.

En riesgo, 345.000 menores
De acuerdo con el informe, la tasa de riesgo de pobreza infantil ya está en el 28% y afecta a 345.000 menores de 16 años. El número de hogares catalanes que no se pueden permitir carne o pescado al menos una vez cada dos días se ha multiplicado por seis desde año 2008 y el número de familias con privación material severa se ha triplicado, informa La Vanguardia.

La Generalitat ha reducido las ayudas
El Síndic ha pedido que la partida presupuestaria de ayudas a los comedores escolares se adecue a las necesidades y que pueda aumentar en periodos de precariedad. La política seguida por el Gobierno de Artur Mas no ha ido por ese camino, sino por el contrario: ha modificado los criterios de concesión de la renta mínima de inserción reduciendo de manera considerable el número de menores beneficiados. Lo ha denunciado, también, el Defensor del Pueblo de Cataluña.

Mas pasa la pelota a los alcaldes
Mas ha afirmado en una comparecencia parlamentaria, según subraya este martes El Periódico de Cataluña, que los servicios sociales son competencia municipal y ha pasado la pelota a los alcaldes. Algunso ayuntamientos han actuado, como el Terrasa que ha abierto colegios para garantizar a los menores una comida, posiblemente la única completa y caliente que comerán durante el día. La jornada de estos colegios es como la de un día normal de clase: ofrecen actividades educativas, la comida y luego juegos en el patio. La diferencia es el horario, que comienza a las 12.30 y termina a las tres de la tarde.

Los colegios detectaron casos de niños con malnutrición
El problema de malnutrición que afecta a estos niños catalanes fue detectado precisamente en los colegios,
como explicó ELPLURAL.COM en junio pasado,cuando se hizo eco de esta problemática. Estos centros alertaron de que los menores se enfrentarían a un grave riesgo cuando llegaran los meses de verano y denunciaron casos concretos de niños de niños que sufrían las consecuencias físicas y psicológicas de la malnutrición.

El ejemplo de Andalucía
Este no es un problema único de Cataluña. En Andalucía también se ha detectado que hay menores expuestos al riesgo de malnutrición, aunque la reacción desde el Gobierno autonómico ha sido diferente. En abril pasado, la Junta anunció un decreto ley contra la exclusión social, que tiene como uno de sus ejes garantizar tres comidas al día a niños cuyas familias no pueden garantizarles una adecuada alimentación. Una dotación de 16 millones de euros, según anunció entonces la consejera de Presidencia e Igualdad, Susana Díaz.