Política

El PP, con auto-veto incluido, convierte en un circo el debate sobre las ofensas a los símbolos de España

Los 'populares' rechazaron su propia moción parlamentaria para castigar "ultrajes" porque la reforma de la Ley del Deporte los va a incluir

0
Mar, 12 Jun 2012

Con esta iniciativa, que ha sido defendida por el diputado autonómico valenciano del PP David Serra -imputado por el caso Gürtel- los populares han conseguido introducir el debate sobre la ofensa a los símbolos apenas tres semanas después de la polémica por la pitada en la final de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Athletic cuando sonaba el himno nacional. Pero la proposición había partido hace cinco años de las Cortes Valencianas.

El PP se retrata
Tras conseguir introducir el debate sobre los símbolos cuando el país sigue convulsionado por la petición a Europa del rescate bancario, el PP intentó frenar infructuosamente la moción. Y es que como alertó la diputada popular Miriam Blasco, lo que proponían sus compañeros ya está incluido en la ley del Deporte 2007 y en la reforma íntegra de ese texto que ha anunciado el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, aunque sigue sin aclararse si los pitidos se consideran ofensas. Sin embargo, la oposición ha obligado a que se lleve a cabo la votación para 'retratar' al partido gobernante, que no ha tenido más remedio que sumarse al resto de grupos de la oposición en contra de la propuesta de sus compañeros valencianos. La iniciativa valenciana se remontaba a los tiempos en los que Francisco Camps era el presidente de la Comunidad, después de que en 2005 en un partido en el Nou Camp entre el Barcelona y el Osasuna se mostrara una pancarta a favor de los Países Catalanes.

http://www.youtube.com/watch?v=FaOOYnmAId4[/youtube]

Incidente con la 'senyera estelada'
Durante el debate varios grupos han apelado a la libertad de expresión para insistir en que pitar un símbolo no es delito ni debería serlo, entre ellos Amaiur, CiU, PNV y ERC. El portavoz parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Alfred Bosch, ha advertido de que lo que pretende el PP es "perseguir la exhibición de banderas como la independentista catalana", denuncia que ha acompañado de la exhibición de una desde la tribuna de oradores. El presidente del Congreso, Jesús Posada, le ha reprendido instándolo a quitar "cualquier distintivo" y el diputado así lo ha hecho. Pero quien más molesta se ha mostrado por el gesto de Bosch ha sido Rosa Díez, quien le ha reprochado: "La ikurriña, la señera y la bandera española son banderas constitucionales, son de todos, pero esa no".

Cortina de humo
Mientras, el diputado valenciano y representante de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, ha mostrado durante su intervención un silbato amarillo para denunciar que con los problemas económicos actuales en su comunidad el PP valenciano haya ido allí a "a hablar de pitos" y a crear polémicas "estériles" que "no interesan a nadie". En la misma línea, el portavoz de la Izquierda Plural, Ricardo Sixto, cree que se ha intentado "tapar" las cifras del déficit en la Comunidad Valenciana con este debate. Por parte del PSOE, el diputado Manuel Pezzi habló de propuesta inútil y oportunista y reclamó "más templanza" al PP para "no meterse un gol en propia meta". "Bendito sea el fútbol para rescatar leyes muertas y para que no hablemos del rescate bancario y de los recortes", ironizó.