Opinión

De la España democrática a la España represiva

Fernández Díaz, y su equipo más cercano, con algún que otro neocon en los puestos de mando, se dedican a restringir -cambiando determinadas leyes- las libertades a cuenta del orden público.

0
Mié, 25 Abr 2012

Hay motivo, y mucho, para el descontento. No sólo no va bajando la ira de millones de ciudadanos, sino que aumenta. Quienes se están cargando la cohesión social se sientan en el Consejo de Ministros.  Así lo señala el portavoz del PSC en el Parlamento catalán, Miquel Iceta.

Magnífico artículo, Iceta
En un magnífico artículo suyo, publicado en la revista El Siglo, Iceta subraya: “Han bastado cien días para que Mariano Rajoy rompiera sus principales promesas. Ha subido los impuestos, abaratado el despido y anunciado recortes en Sanidad y Educación, precisamente aquello que se comprometió a no tocar. Y la confianza no sólo no ha vuelto, sino que se ha desplomado”.

La confianza de los mercados, je, je, je
“No olvido tampoco que el PP alcanzó la victoria asegurando que con Mariano Rajoy nuestro país recobraría inmediatamente la confianza de los mercados. Si la situación no fuese tan grave podríamos reírnos de ellos sin parar”, añade el dirigente socialista  Iceta.

La vía de la represión
Habría que agregar otra deriva muy peligrosa que manejan los populares. Empiezan los conservadores a tratar de conseguir por la vía de la represión lo que no logran los  por la vía política, como acaba sucediendo siempre. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, parece creer emular a Camilo Alonso Vega, durísimo ministro de la Gobernación [en la actualidad, Interior], durante los últimos años de la dictadura.

Don Camulo
La perseguida oposición al régimen franquista denominaba a este ministro de Franco, con  sorna y desprecio, don Camulo. ¡Que diferencia el comportamiento de Alfredo Pérez Rubalcaba, cuando fue ministro de Interior y la de Fernández Díaz! El PSOE procura siempre el diálogo y el pacto. El PP, todo lo contrario.

Restringiendo libertades
Fernández Díaz, y su equipo más cercano, con algún que otro neocon en los puestos de mando, se dedican a restringir -cambiando determinadas leyes- las libertades a cuenta del orden público. Lo que dicho recientemente es una prueba de la represión emergente en la España de la derecha, en la España de Rajoy

El 15-M
Ha avisado de que cargará contra el 15-M, cuando llegue a la Puerta del Sol –territorio aguirrista-  “porque las acampadas son actos ilegales”. Por cierto, siendo Rajoy ministro de Interior, permitió las acampadas de cerca de 1.500  exempleados de Sintel en la Castellana, que duró nada menos que seis meses.

Xenofobia, como Le Pen y Sarkozy
La xenofobia inunda las soflamas de los populares, haciendo el juego a Marine  Le Pen y también a Nicolás Sarkozy. Un grupo muy reducido de estudiantes fueron vetados ayer para que no entraran a la sesión que se celebraba en el Parlamento de Extremadura, donde comparecía la consejera de Educación.

IU, mirando hacia otro lado
Se les tildó, mediante “informes policiales” –probablemente sacados de la manga de algún popular- de “violentos y provocadores de altercados” a estos jóvenes de Extremadura. Hay que precisar que los diputados de IU miraron hacia otro lado. Lamentable.

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM
 

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM