Tras los últimos casos de acoso escolar que se han registrado, eran muchas las voces que pedían medidas legales para proteger a los alumnos del acoso escolar. Este viernes, el ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, ha presentado al Consejo de Ministros el borrador del Plan Estratégico de Convivencia Escolar.

Unas 70 medidas en las que se recoge la necesidad de dar formación específica para que los profesores y el equipo directivo de los colegios puedan evitar los casos de acoso escolar. Además, a los padres se les facilitará una guía de apoyo para la prevención y actuación si detectan que sus hijos pueden estar sufriendo este tipo de violencia.

"No puede haber proceso de enseñanza y aprendizaje sin convivencia pacífica en las aulas", ha dicho Méndez de Vigo en la rueda de prensa posterior al Consejo, donde ha reconocido que todos debemos contribuir a paliar un problema que es "una preocupación para muchísimas familias".

Un 016 para los escolares
Entre las medidas destaca la creación de un teléfono gratuito y sin rastro que se pondrá en marcha para atender a las víctimas de acoso escolar -atendido por profesionales titulados como psicólogos, abogados o trabajadores sociales-, estará lista en marzo. El ministro ha subrayado, además de este teléfono de ayuda para menores y adolescentes víctimas de acoso, otras medidas dentro de este Plan Estratégico como la puesta en marcha con las comunidades un Protocolo de convivencia escolar para actuar de manera inmediata ante posibles casos.

Un Manual de apoyo a víctimas de violencia escolar incluirá pautas para las familias y también para "los acosadores, que necesitan ayuda porque a veces no saben el daño que hacen". La Guía de padres ayudará a identificar los signos de acoso y violencia escolar y la forma rápida en que las familias deben actuar.También se va a reactivar y rediseñar el Observatorio Estatal de la Convivencia Escolar, ya existente desde 2000 y se elaborará un Registro Estatal de la Convivencia que recogerá datos estadísticos para contar con una información fiel y actualizada sobre este tema, y anualmente se celebrará un congreso al respecto.

También contra la violencia sufrida por los profesores
Pero los alumnos no son los únicos se viven y sufren la violencia dentro del ámbito escolar. Méndez de Vigo ha recordado el caso de Abel Martínez, el profesor del instituto Joan Fuster (Lérida) que fue asesinado por un alumno, y ha reiterado la necesidad de trabajar en la prevención de la violencia escolar con la cooperación de distintos ministerios, las comunidades autónomas y la participación de alumnos, padres y profesores.

Para ello, también el Ministerio de la Presidencia incluirá en sus campañas institucionales de comunicación anuncios de sensibilización sobre convivencia escolar.